VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 5 de enero de 2011

Iron Maiden - The final frontier (2010)

Iron Maiden
The final frontier
2010

Hablar de Iron Maiden es hablar de trascendencia dentro de mundo del rock. Es hablar probablemente de la banda de heavy metal más importante de la historia de la música, si tomamos en cuenta su influencia y masividad. Es hablar de un conjunto que ha sido capaz de llevar su sonido a oídos de diferentes generaciones. Aquello, que muy pocas bandas logran, sin duda tiene un mérito. Por todo esto es siempre difícil tener claro que es lo que se debe esperar de un nuevo trabajo de Iron Maiden. Una reinvención de su sonido luego de 30 años de carrera sin duda es exagerado. Pero tampoco nos podemos conformar con que editen cualquier cosa con el nombre de la banda.

Acá nos encontramos frente a su disco número 15, "The final frontier", el cual visto de donde sea decepciona. Básicamente porque se trata de un álbum que no aporta absolutamente nada a la discografía de la banda. Un disco compuesto con manual en mano, que insiste sobre fórmulas utilizadas por la banda muchísimas veces en el pasado. Un disco que carece de identidad y que me parece solo busca cumplir con los fans. Mal que mal ya eran cuatro años sin lanzar un disco y había que editar algo nuevo si o si. Por lo tanto que mejor que meterse al estudio, utilizar las mismas estrategias trabajadas en los discos anteriores y asunto finalizado.

Practicamente todo lo que acá suena ya lo habíamos oído de manera casi idéntica en anteriores discos de la banda. Lo único relativamente original del álbum es la partida a cargo de "Satellite 15", un instrumental de 4 minutos que si bien no es más que un golpeteo incesante de batería (que me recordó muchísimo el comienzo de "Eat the rich" de Aerosmith) al menos muestra una faceta novedosa en el sonido de Iron Maiden. Debo admitir que me ilusioné muchísimo cuando oí esa partida. Sin embargo, la sorpresa dura poco. Terminando "Satellite 15" aparece el clásico tema de apertura de disco de Iron Maiden. La típica canción que pretende ser ganchera y que a estas alturas de la vida suena tan predecible que aburre. En la linea de lo que en el pasado fue "The wicker man" (2000), "Wildest dream" (2003), "Different colours" (2006) , ahora es "The final frontier" . Por cierto, el contraste que se produce entre "Satellite 15" y "The final frontier" es total, ambas piezas no tienen absolutamente nada que ver entre si.

El bipolar comienzo de disco: "Satellite 15 / The final frontier"


Luego de esa extraña partida, el disco de verdad comienza con "El Dorado" seguida de "Mother of Mercy", ambas canciones muy sencillas que cumplen con las características clásicas de un tema de Maiden, ni más ni menos. Cero aporte en realidad. Ahora, en una linea nada novedosa pero que al menos logra generar una emoción mayor, gracias a la buena interpretación del siempre notable Bruce Dickinson, se mueve "Coming home", uno de los pocos agradables momentos que se viven con este disco . Luego "The alchimist" pretende emular el galope de viejas glorias del tipo "Be quick or be dead", entretiene pero ... ¿cuantas canciones tiene Maiden de este estilo? ¿10? ¿20? ¿30 incluso?

La segunda mitad del álbum da la partida con los 9 minutos de "Isle of Avalon". No es una mala canción pero nuevamente... ¿esto no lo habían desarrollado hasta el cansancio en sus últimos dos discos? Es que tanto en "Dance of death" (2003) y mayormente en "A matter of life and death" (2006) tuvimos muchas de estas canciones con introducciones largas , solos de guitarra eternos y una estructura instrumental que da varias vueltas para después de 6 minutos volver al comienzo (algo que por cierto la banda viene desarrollando desde incluso los años 80's, de ese nivel de auto plagio ya estamos hablando. Una cosa descarada). Insisto, no es un mal tema pero ya se ha hecho tantas veces en el pasado que ya no sorprende en absoluto. ¿Y "Starblind"? Lo mismo. ¿Y "The Talisman"? Lo mismo. Una introducción acústica de 2 minutos y medio, luego entra la banda completa que interpreta un par de estrofas, un coro, un solo eterno y lo mismo de siempre. ¡Nueve minutos de algo que en el disco anterior se trabajó durante setenta !

Un verdadero DejaVu: "Isle of Avalon"


Ya el final trata de 20 minutos a cargo de "The man who would be the king" y "When the wild wind blows". Dos temas que apuntan a desarrollar algo más complejo que el resto del disco pero que nuevamente pecan de repetitivas. La banda se suelta en los solos de guitarra pero fuera de eso las estructuras siguen siendo monótonas y repletas de lugares comunes.

En definitiva, musicalmente "The final frontier" es un álbum irregular, que carece de sorpresa , que cumple por momentos en canciones como "Coming home" o "Isle of Avalon" pero que en general muestra muy poca novedad y tampoco se sostiene por la calidad de sus canciones. Nos queda más que claro que , al menos esta vez, la intención de Iron Maiden no fue sorprender precisamente.

Calificación: 2 / 5 ( Malo, decepcionante )

Descárgalo ACÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario