VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

martes, 6 de enero de 2015

Madonna en 7 Canciones


Cuando adolescente crecí con la sensación de que Madonna era una artista que iba a la vanguardia y que constantemente se adelantaba al resto. ¡Qué ingenuo! Con el tiempo descubrí que no fue tan así el asunto y que el talento de Madonna (o de quienes la asesoraban) residía en haber sido capaz de observar los cambios que se estaban dando y acomodarse en primera fila frente a los hechos. Dicho en simple: Madonna no se adelantó a nada, solo amoldó al contexto musical del momento (con mucho talento eso si). Fue una rubia material, pop adolescente, fue polémica, blanco de la iglesia, se cargó hacia el erotismo, hacia un sonido más íntimo y oscuro, fue baladas, fue morena y en la actualidad, digámoslo, nadie sabe lo que es. Le ha costado envejecer (como a muchos), es así como la hemos visto durante los últimos diez años en una pelea absolutamente innecesaria por el cetro del pop actual, rebajándose a competir con principiantes de dudoso talento (Britney, Lady Gaga, o la diva del momento), bajando así dramáticamente su nivel.

Pero bueno, en el pasado Madonna triunfó en la mayoría de las facetas que decidió asumir y aquello es lo que en este post quisiese rescatar. Dejando muy en claro que Madonna fue más de singles que de discos ( cuesta encontrarle un álbum redondo) aún así su discografía posee peso, historia y calidad, además de estar repleta de canciones enormes. Definirla en tan solo siete temas es tarea compleja pero de todas maneras correré el riesgo...

1986, Live to tell.
La carrera de Madonna comenzó cargada al pop liviano en discos como Madonna (1983) o el mítico Like a virgin (1984) pero fue en 1986 cuando me parece la artista encuentra su primer gran momento, con True blue. Se logra ver en este álbum una mixtura entre la Madonna adolescente y la adulta. La primera se expresa en "Papa don't preach", "Where's the party?" o "True blue" mientras que la segunda aparece sensual en las versiones de "Open your heart" o la encantandora "La isla bonita". El disco cierra muy débil con "Jimmy Jimmy" o "Love makes the world go round"  (relleno por donde se mire), sin embargo, las señales de crecimiento estaban y "Live to tell" es por excelencia el tema que mejor encarna aquello.


1989, Like a prayer.
Caía de cajón, estamos frente a una de las canciones más grandes en la carrera de Madonna y que además llegó en su momento acompañada por un vídeo para el recuerdo (en tiempos donde el video tenía fuerte llegada en las masas), con cruces en llamas, un cristo negro y una vocalista que se alejaba de golpe de la estética Marilyn. La vocalista encara el tema de la fe encontrando un coro inolvidable y jugando con el gospel de muy buena forma. El crecimiento que tres años atrás se insinuaba se comienza a consolidar en 1989...


1994, Secret.
Con la llegada de los años 90's apareció la Madonna oscura. Me saltaré Erotica (1992), que nos dejó la exquisita "Rain", ya que siento que el concepto se logró de mejor forma en 1994 con Bedtime stories, por lo que acá me detendré. Madonna en versión absolutamente sexual y viviendo su mejor momento creativo, por lejos. Bedtime stories no es un álbum del todo regular pero si nos dejó canciones increíbles. Podría haber destacado la tremenda "Human nature" con esa notable declaración de intenciones que repetía un "express yourself, don't repress yourself" pero me quedaré con "Secret", primero porque haberla escuchado en versión acústica fue notable y segundo por el video. Tenía 13 años cuando vi este video por primera vez y que decir, me cambio la vida ...


1994, I'll remember.
Durante su carrera Madonna regaló varias joyitas a bandas sonoras de distintas películas, pero como en 1994 vivía años mágicos, la mejor la entregó para "With honors". Seré breve: nunca interpretó mejor que acá. Ni antes ni después.


1994, Take a bow.
Esta selección de canciones está comenzando a revelar algo: me gustan mucho las baladas de Madonna. Y es que creo que cuando la mujer decidió a bajar las revoluciones encontró ambientes que le entregaron una identidad irrepetible, y en ese sentido "Take a bow" debe ser la punta del iceberg,  el mejor tema romántico de su carrera. Originalmente aparece en Bedtime stories pero también fue incluido un año más tarde en el compilado de baladas Something to remember (1995). Por cierto, nuevamente: que video se despachó esta mujer !


1998, Frozen.
Con Something to remember (1995) la etapa noventera de Madonna, cargada al erotismo, llegó a su fin. Ray of light (1998) atrapa a la artista cumpliendo cuarenta años de edad y la vemos asumiendo aquella madurez. Estamos frente a un disco de pop adulto, en general muy oscuro (el single "Ray of light" desentona por completo dentro del ambiente del disco) y que tuvo a la increíble "Frozen" como carta de presentación. Un tema extraordinario, que coquetea con la electrónica de manera elegante y da muestra de otra de las grandes interpretaciones de la carrera de Madonna. El video, en tono invernal, complementó de manera perfecta a la canción.


2005 - Hung up
Me salto Music (2000) y American life (2003) porque si tengo que destacar una canción que haya dejado bien parada a Madonna durante estos últimos 15 años, esa ha sido "Hung up". Toma prestado un reconocido sampleo de "Gimme gimme gimme" de Abba para entregarnos un tema adictivo, que formó parte además de la última intentona musical decente de la artista: Confessions on a dance floor (2005). A mi me fascina.



Este año regresa. Se han filtrado unos demos de su nuevo álbum pero no los he querido oír, esperaré a que aparezca el disco real para poder constatar si levanta o mantiene el decadente estado que ha mostrado en sus últimos discos (el single "Living for life" no está mal). Ahora, de todas maneras nada empañará jamás sus dos primeras décadas, llenas de vitalidad y valentía, las cuales he tratado de resumir en esta reseña especial dedicada a la que para muchos siempre será la única e inigualable reina del pop. 

1 comentario: