VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

viernes, 28 de octubre de 2011

Lou Reed & Metallica - Lulu (2011)


Llamó la atención desde un comienzo esta colaboración. Agua y aceite - habrán dicho algunos. Sin embargo, en la historia de la música se han dado colaboraciones aparentemente muy extrañas pero que han logrado resultados notables (R.E.M + Patti Smith en "Ebow the letter" es el primer ejemplo que se me viene a la cabeza) por lo que la expectación no era poca en este caso. ¿Lograrán el milagro? ¿Se dará la química esta vez? Pues bien, Lulu ya está entre nosotros y me parece que la respuesta es inequívoca: no. Definitivamente no.

Semanas atrás tuvimos la posibilidad de oír "The view", un pequeño adelanto que estos 5 tipos decidieron mostrarnos para alimentar nuestra curiosidad frente al proyecto. De inmediato noté que estábamos frente a algo que no era conveniente juzgar a la primera, menos por una sola canción. Pero independiente de aquello si sentí (evidentemente no fui el único) que algo no estaba funcionando en la combinación de estilos, como si Lou y Metallica nunca se hubiesen juntado siquiera para grabar o discutir ideas en torno al proyecto. Algo no juntaba ni pegaba acá. Y bueno, habiendo oído el disco muchas veces mis sospechas terminaron transformándose en una conclusión. El álbum completo no tiene pies ni cabeza, no es más que un montón de ideas pegadas a la fuerza que en ciertos momentos (muy pocos) algo positivo logran pero la mayor parte del tiempo no es más que ruido que no va a ningún lado y que muestra a ambos lados muy pero muy poco inspirados.

Lulu está compuesto por 10 canciones, separadas en dos discos a causa de su duración. En ellas, salvo una que otra excepción, Metallica pone la música y Lou Reed las voces. A lo largo del álbum ambos aspectos andan mal y por momentos son un verdadero horror, un desastre musical que llega a dar verguenza ajena. Además, como mencioné anteriormente, rara vez muestran conexión entre si. Musicalmente el álbum es  repetitivo, monónoto hasta decir basta. En la mayoría de los temas la banda repite una y otra vez la misma melodía, no hay cambios, no hay intensidad, quiebres ni nada por el estilo. Algunas son lentas, otras aceleradas, pero el factor común siempre es el mismo: la monotonía constante (ejemplo claro: "Misstred dread"). En lo musical quizás debería destacar "Pumping blood", "The view" o "Frustration", quizás las únicas que van un poco más allá del loop constante y algo pareciese que intentan transmitir con su sonido. 

Y si la música funciona poco, donde definitivamente anda todo mal es en los monólogos de Lou Reed, amenizados de vez en cuando por verdaderos aullidos de lobo moribundo de James Hetfield. ¡Es que nadie canta en este disco! Y no importaría que Lou no cantase con tal de que sus diálogos tuviesen algo de sentido melódico, pero el tipo va todo el tiempo mal. Fuera de los tonos y tiempos, cuando intenta cantar algo se desafina por completo y repito, cuando entra Hetfield a hacer uno que otro coro en lugar de rescatar el asunto solo termina por sepultarlo. Hay momentos que rayan en la ofensa, como es el caso de los 11 espantosos minutos de "Cheat on me" o los 8 minutos que componen el intento de balada que es "Little dog". Y ni hablar del cierre de ... ¡20 minutos! a cargo de "Junior dad". ¿Qué habrán pretendido con esto? Realmente cuesta entenderlo. Porque también no sería nada que los temas fuesen malos, ¡sino que además son eternos! 

Habría resultado interesante el oír las conversaciones de Lou Reed (bien guiadas por supuesto) acompañadas de vez en cuando por una voz bien ejecutada de Hetfield y algunas composiciones de Metallica algo más interesantes y que no funcionaran como un mero acompañamiento aburrido. No fue así y finalmente nos quedamos con un experimento fallido que probablemente pasará al olvido tan rápido como llego. 


2 / 5
Malo 

viernes, 21 de octubre de 2011

Noel Gallagher's High Flying Birds (2011)


Me ha sorprendido el debut solista del mayor de los Gallagher. Cuando me enteré que su disco aparecería durante este 2011 me fue inevitable pensar que escucharíamos un álbum editado a la rápida, cuyo único objetivo era "mantener vigente" al artista y de paso contestarle con música a su hermano Liam, quien a comienzos de año sorprendió con el más que correcto lanzamiento de Beady eye.

Digo que me sorprendió ya que puede que todo lo anterior sea efectivamente cierto. Puede que High flying birds sea un álbum editado a la ligera, puede que Noel simplemente tomase unas cuentas baladas que tenía a mano y haya decidido grabarlas para que el público no se olvidase de él, puede que debido a esto se respire un perfume a Oasis en gran parte del álbum. Sin embargo, un tipo cuando tiene talento, lo tiene. Y todo pasa a segundo plano si la música funciona bien. Acá eso sucede.

High flying birds es un paseo, un viaje que muestra al compositor en plena libertad, asunto que lejos de molestar termina por agradecerse. Nos encontramos con un álbum que en el grueso podría considerarse sencillo, un disco que no cuesta oír ni disfrutar, que a simple vista pareciese no pretender demasiado, en donde Noel hace gala de su condición de gran creador de melodías. De ahí que gran parte del álbum se pasee por sonidos que ya habían sido explorados en los últimos años de Oasis, medios tiempos canciones como "Dream on" , "The death of you and me" o "(I wanna live a dream in my) record machine" suenan reconocibles pero no alcanzan a agotar gracias a la incorporación de verdaderas joyas tales como la monumental apertura de álbum que da "Everybody's on the run", la juguetona "AKA....what a life!" o la hermosa balada "If I had a gun"

Insisto, un disco sencillo pero de gran factura. Buenas melodías, arreglos más que consistentes ,en ocasiones logrando mucha potencia gracias inclusiones orquestales que definitivamente aportan. Una gran sorpresa. 

3.5 / 5 
Muy bueno





jueves, 13 de octubre de 2011

VIDEOS: The Vaccines, Korn, The Horrors

*NUEVOS VIDEOS * NUEVOS VIDEOS * NUEVOS VIDEOS *


Estamos viviendo un semestre muy productivo en cuanto a lanzamientos de discos se trata. Ya di una pasada por lo nuevo de Kasabian, Girls, Mastodon, además de los regresos de Red hot chili peppers o Sepultura. Todos ellos discos más que interesantes, sin embargo, el ritmo no para y aún tengo pendientes comentarios de The Horrors, Opeth, The kooks, Noel Gallagher, Bjork y Steve Wilson (entre otros). Insisto: ¡estamos frente a un  siendo un gran semestre ! 


¡Pero independiente de los discos que van apareciendo también hay nuevos videos dignos de mostrar! En primer lugar daré hoy una pasada por el ya ¿tercer o cuarto? single del disco de The Vaccines, quienes insisten en mantener entre nosotros presente su buen disco debut titulado What did you expect from The Vaccines?. En esta ocasión nos presentan el video de "Wetsuit" , el cual como comentario freak habría que mencionar fue grabado mediante el uso del popular servicio de fotografías Instagram. Acá se los dejo, está bonita toda esa onda retro que se muestra... ¿o no?




Lo siguiente no es un nuevo video, sino más bien un adelanto de lo nuevo de Korn, quienes al parecer se han entregado a la electrónica para el que será su nuevo álbum The path of totality (cuya horrible portada comparto acá al costado). Estos nenes ya no tan nenes nos habían adelantado tiempo atrás un tema : "Get up!", canción que no estaba tan mal. Hoy nos presentan "Narcissistic cannibal", la cual paso a compartir más abajo. El álbum debería ver la luz en diciembre próximo por lo que me ahorraré comentarios hasta ese entonces. 


Y para finalizar los dejaré con el segundo single de The horrors, quienes han editado uno de los grandiosos discos de este 2011, me refiero a Skying. El primer single de este buen álbum fue "Still life" y ahora nos dejan el psicodélico video de "I can see trought you", la canción más rockera del trabajo por cierto. 


¡Acá van los dos videos mencionados, sigan disfrutando de la buena música y que el rock & roll los bendiga!







viernes, 7 de octubre de 2011

Mastodon - The hunter (2011)


Si tuviese que mencionar o recomendar tres bandas de esta última década, dentro del mundo del metal, mis escogidas serían sin pensarlo dos veces : Nevermore, Machine head y Mastodon. Estos últimos la tenían realmente difícil para su nuevo y quinto trabajo dado el reconocimiento alcanzado por su anterior disco: Crack the skye (2009). Y no es para menos, estamos hablando del que fue uno de los mejores discos de la década, un álbum muy bien pensado y que desprende esa sensación de haber logrado explotar al máximo un determinado sonido o estilo. Insisto: la tenían difícil.

Y cuando una banda edita un álbum que llega tan alto en ámbitos creativos normalmente tiene dos alternativas: se reinventan por completo y lanzan un disco que rompa todos los esquemas o editan un álbum más sencillo, "de transición" por así decirlo, el cual les permita tomar aire y tener más tiempo para pensar bien el siguiente paso. Y bueno, Mastodon en esta ocasión ha optado por el segundo camino. 

The hunter es un álbum bastante más directo y con muchas menos vueltas que el mencionado Crack the skye. En ese sentido el disco muestra más similitudes con Blood mountain de 2006, aunque esta vez el sonido no está tan cargado al tecnicismo sino que más a estructuras tradicionales dentro del mundo del hard rock. La misma duración de los temas te habla de un álbum de características inmediatas (13 canciones, todas rondando los 4 minutos) y el sonido del disco claramente es de lo más "amigable" que hemos oído en la discografía de la agrupación. 

Lo impresionante en este asunto es que Mastodon entrega un álbum más al hueso, no tan sesudo como anteriores entregas pero de todas maneras sale bien parado. Y es que The hunter funciona de mil maravillas. Comienza con "Black tongue" y "Curl of the burl", ambas cargadas hacia un sonido clásico, setentero, muy a la Black Sabbath incluso, para poco a poco ir agarrando velocidad y desenfreno mientras se deja correr la magnífica trilogía "Blasteroid"/"Stargasm" /"Octopus has no friends"

La técnica, el sentimiento y los tintes progresivos característicos de Mastodon aparecen a mitad de disco con "All the heavy lifting" y la maravillosa "The hunter". Más adelante sonará "Thikening", otra que funciona en la misma linea. El álbum vive sus mejores momentos y se consagra absolutamente con las expectativas generadas. Para la recta final nos han dejado una serie de temas dinámicos que se intercalan con otros más calmos. Imposible no destacar la demoledora "Spectrelight" (Megadeth!, aguante Megadeth!) o el final reflexivo y bien logrado con la balada "The sparrow"

En definitiva un álbum de excelente nivel, en donde cuesta encontrar puntos bajos y donde además se verifica una vez más el poder creativo de la banda, dado que no se han quedado pegados en ningún momento de su carrera en un determinado sonido. Acá han seguido explorando y han vuelto a dar el golpe de manera acertada. 

Quizás el único defecto de The hunter sea el exceso de canciones (con dos o tres menos el asunto habría estado completamente perfecto), de no ser por aquello creo que estaríamos hablando de una nueva obra maestra de la agrupación. ¡O quizás si lo es! Ya veremos, el tiempo y la audiencia deberá hablar. Lo que si está claro es que estamos frente a otro de los tremendos discos de este 2011. Y es que algo tiene esta banda que con solo 5 álbumes ha logrado dar muchísimo que hablar y así como va el asunto no parece que tengan muchas ganas de soltar las riendas. 

4/ 5
Excelente!