VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

domingo, 3 de mayo de 2015

20 Años De... Radiohead // The Bends


22 de marzo de 1995 y se publica el segundo álbum de Radiohead. Eran otros tiempos, unos en donde el rock alternativo vendía y era moda. Y en medio de aquel singular planeta, dos años atrás habían debutado estos ingleses y siendo honestos, mucho más allá de la gigantesca llegada del single 'Creep' no habían llegado. De hecho, en 1995 los ojos estaban sobre otros, en Inglaterra había interés por lo que estaba ocurriendo con Oasis, Blur, Pulp, Supergrass o Suede pero Radiohead no era prioridad para demasiados. Seguramente el single 'My iron lung', editado en 1994, encendió en muchos las alarmas pero no fue hasta la aparición de The bends en pleno, y sobretodo de Ok Computer en 1997, cuando el mundo entero se vio en la obligación de reconocer que estaba frente a un fenómeno de proporciones, uno que haría historia con letras mayúsculas. 

Hubo algo en Radiohead que poco a poco marcó distancia con cualquier otro par del momento: los tipos eran únicos. El mismo hecho de que la banda renegase en sus conciertos de 'Creep' algo ya dejaba en claro, básicamente que deseaban funcionar bajo sus propios márgenes (de hecho, hasta el día de hoy hacen algo parecido con 'High & dry', otro de sus hits). Lo cierto es que corrieron el riesgo y durante un tiempo largo salieron bien parados, en efecto, The bends fue el primero de una seguidilla de fantásticos aciertos. Con su segundo disco Radiohead pule en múltiples aspectos lo realizado en Pablo honey entregándonos un disco de rock sucio, incorrecto a ratos pero de una potencia melódica y emocional impresionante. No hay canción de este álbum que no conecte o transmita, y aquello lo transforma en un álbum que hasta al día de hoy, veinte años más tarde, sigue sonando con carácter de clásico. 

The bends es un disco de guitarras, que duda cabe, de guitarras y emociones. El álbum abre con las múltiples capas de 'Planet telex' y luego 'The bends' (la canción) posee la fuerza de un himno de estadios, esta no fue single pero perfectamente podría haberlo sido. También en una pasada de rock melódico sonarán 'Sulk' o 'Bones' mientras que en un tono más crudo las enormes 'Just' y 'My iron lung' darán muestra de una banda muchísimo más desatada, caótica y potente al mismo tiempo. Mención aparte creo que merece a estas alturas la dupla conformada por Thom Yorke y Jhonny Greenwood, quienes siendo bastante poco tradicionales en lo suyo (voces y guitarras) logran desde un comienzo del trabajo imponer un elemento de desgarro y desorden, que en equilibrio acabaron entregando un sello característico a cada uno de los temas. 

Ahora, siendo claros, The bends no sería lo mismo si todo lo anteriormente mencionado no se hubiese conjugado con un puñado de sensibles piezas dispuestas a erizar la piel de cualquiera. Acá aparecen una serie de baladas electro acústicas con las que sobran las palabras y conceptos. Destacan las increíbles 'Fake plastic trees' (que es claramente la continuación explosiva/depresiva de 'Creep') o 'Street spirit (fade out)' pero canciones como 'Bullet proof... I wish I was' o 'Nice dream' no se quedan en absoluto atrás. Finalmente, el conocido single 'High & dry' es lo que menos encaja con el resto del álbum, un tema pop que engancha poco y nada con la sensibilidad del álbum y que curiosamente me parece el único reproche (?) que se le podría apuntar al disco.  

En definitiva, un neo clásico con todas sus letras, un disco que llegó a nosotros para dar muestra de una genialidad que seguiría desarrollándose con el correr de los años pero que con The bends comenzaba a mostrar las cartas. Ahora, lo increíble es que siendo este un disco sensacional, lo mejor estaría por venir. 

4.5 // Brillante !

2 comentarios:

  1. lo recuerdo si, pero que queres que te diga, yo seguía cantando Creep jaja... pero si , es un muy buen disco... en comparación con le próximo, un disco del montón eh.... salu2....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como comparar Revolver de The Beatles con Sgt. Peppers. El primero es una joya extraordinaria pero al lado de la obra maestra parece un disco "menor".
      Saludos.

      Eliminar