VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

viernes, 22 de agosto de 2014

20 Años De... Oasis // Definitely Maybe


Carreras bombásticas han existido muchas en la historia de la música. Bandas que golpearon fuerte en sus comienzos y que a partir de ahí debieron competir siempre contra su propio éxito, pero la de Oasis debe ser una de las más impactantes que se han presenciado en las últimas décadas, todo gracias a este álbum: Definitely maybe, una joya.

Si bien el camino había sido pavimentado años atrás por The Smiths o los Stone roses, fue Oasis la banda que llegó a saciar el hambre de una juventud inglesa ansiosa por disfrutar de una banda dispuesta a devorarse al mundo y que contestase de alguna manera a todo el fenómeno grunge/pesimista/dramático que se había desatado años atrás en los Estados Unidos. Aparecieron entonces cinco jóvenes de la nada con un disco de rock and roll bajo el brazo, la agarraron dando botes en área chica y se transformaron en todo un fenómeno musical e incluso social. El debut de Oasis era un derroche de energía, actitud, juventud, frescura y por sobretodo, buenas canciones. Y en eso me quisiese centrar en esta reseña de aniversario, en la música, porque de lo otro ya se ha hablado demasiado.

Definitely maybe abre con todo, "Rock 'n roll star" es una declaración de principios que desde su primera nota contagia en vértigo. Velocidad, la arrogancia de un "acá vengo yo", guitarras muy ruidosas con clara influencia del shoegaze que tan en boga se encontraba por aquellos años (en general el disco completo suena sobre cargado y sucio) y un Liam Gallagher imponente en las voces que finalizaba repitiendo un inolvidable "it's just rock n' roll". Más adelante canciones como "Up in the sky" o "Bring it on down" retomarán esta senda marcada por la dinámica. En una linea más pop o con vocación masiva (recordemos que en aquellos tiempos el fenómeno single/radio/video era la única manera que tenían las bandas para publicitar sus trabajos) aparecen el rock más contenido de "Cigarrettes & alcohol" o la fantástica "Supersonic" (primer sencillo promocional del álbum) mientras que en una linea experimental inundada de psicodelia suenan "Shakermaker" (curioso que la escogieran como segundo single) y la enorme "Columbia", probablemente el tema más alucinante que contiene este disco.

Rock, dinámica, psicodelia, alegría, diversidad, melodías contagiosas, sin embargo, eso no era todo. Existió un elemento de grandilocuencia en el debut de Oasis que de inmediato marcó distancia con el resto de sus pares, momentos que desde ya demostraron que Noel Gallagher (cerebro de todo el proyecto) no era cualquier tipo sino que el hombre poseía una sensibilidad especial a la hora de componer. Canciones como "Live forever" o "Slide away" están un paso arriba del resto, son momentazos enormes que al día de hoy siguen emocionando con sus explosiones, tan sencillas como potentes. Y eso que fuera del disco se dieron el gusto de dejar otra que como cierre habría sido monumental (en lugar de la desubicada acústica de "Married with children"), me refiero a ese himno titulado "Whatever".     

Para muchos el siguiente paso de Oasis, el comercial "What's the story morning glory" (1995), fue el cenit de la banda. No puedo estar en mayor desacuerdo con aquella afirmación. Un año más tarde Oasis encontraría un montón de clásicos ("Wonderwall", "Champagne supernova", "Don't look back in anger", etc) pero jamás en su carrera volverían a sonar tan potentes, frescos, honestos y forrados en talento como sonaron en Definitely maybe, un debut de aquellos irrepetibles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario