VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 17 de septiembre de 2014

U2 // Songs Of Innocence // 2014

Que 30 años no es nada...

No era un lanzamiento cualquiera para U2, era el todo o nada para una banda que desde sus inicios se trazó como objetivo el estar siempre al tope de todo. De ahí que la baja repercusión mediática obtenida por No line on the horizon (2009) golpease duro a los irlandeses, el riesgo de convertirse en otros Rolling Stones era inminente, es decir, una banda dinosaurio cuyos lanzamientos en estudio ya a nadie importasen y todo su actuar se limitase a las giras de grandes éxitos. 

Por todo esto la banda se tomó bastante tiempo para pensar su siguiente jugada, cambiando incluso de dirección en muchos momentos. De partida hubo cambio de manager (se jubiló Paul McGuinness, su gurú de toda la vida) y trabajaron junto a parte importante de la creme de la creme en materia de productores del momento, desde Danger Mouse hasta Paul Epworth (Coldplay, Florence + the machine, Foster the people, etc) y Ryan Tedder (Adele, One republic). Todos los pasos apostaban en una clara dirección: U2 quería recuperar trascendencia y relevancia. La estrategia de difusión, vendiendo el trabajo a Apple y regalándolo en Itunes a millones de suscriptores, ha sido parte de lo mismo, un intento por captar nuevas masas de fans, de volver a ser tema de sobre mesa.

Pero estamos acá para hablar de música, no de movimientos comerciales (aunque en el caso de U2 ambas cosas están directamente relacionadas), porque al final del camino todo se reduce a lo que nos provoquen estas once canciones luego de dar el play y ahí, digámoslo fuerte y claro: U2 han vuelto a salir bien parados, mejor de lo que cualquiera de nosotros habría esperado. Songs of innocence trae de regreso a unos U2 talentosos a la hora de encontrar melodías, líricas y arreglos consistentes, todo además cubierto por una cuidada producción que, a diferencia de discos como All that you can't leave behind (2000) o How to dismantle an atomic bomb (2004), esta vez no ha dejado ripios en el sonido de la banda. En Songs of innocence percibimos a unos U2 rejuvenecidos, con una confianza que no observábamos desde hace mucho tiempo y regulares, por sobretodo regulares, no hay relleno en este álbum, es un disco que se puede oír de corrido sin problemas. Hay ripios, por supuesto que los hay, pero esta vez lo positivo acaba aplastando los matices que uno pueda tener.

El álbum abre con "The miracle (of Joey Ramone)", referencia/tributo a uno de los reconocidos mentores de Bono, con una letra que habla de recuperar la inspiración y un sonido directo, que pese a no sonar ni por si acaso a los Ramones, si cuenta con suficiente frescura como para enganchar de partida. Mucho más adelante en el disco sonará "Volcano" (dispuesta a ser la "Elevation" de este álbum), la cual retomará las guitarras efectivas aunque de forma más tradicional dentro de lo que ha sido el U2 de este siglo. Entre estas dos mencionadas aparecerá esa reconocible faceta melosa y dulce de la banda, marca de la casa a estas alturas, en "Every breaking wave" encuentran una de las armonías más hermosas que U2 ha entregado en mucho tiempo (auto plagio de "Withor without you" en el comienzo incluido), "Song of someone" es la única del álbum donde podemos percibir a la banda al desnudo y sin tanto adorno, aquello se disfruta, y "Iris (hold me close)", apuesta a ser uno de los momentos más emocionales que contiene el disco (es uno de los más notables de hecho), Bono dedica el tema a su madre, quien falleció cuando él era un adolescente y The Edge emula las guitarras de "City of blinding lights" intentando generar ambientes igual de intensos.  

La primera parte de Songs of innocence es, entonces, bastante convencional aunque muy bien lograda. La única sorpresa llega con "California (There is no end to love)", un tema difícil de hacer encajar en el pasado de U2, comienza con un tributo en voces a Beach Boys y luego se lanza al pop entre teclados, sintetizadores, alegres guitarras y un bajo formidable que todo el tiempo marca el paso encontrando un sonido atrevido y fresco. Sin embargo, lo más interesante del disco llegará en la recta final, es ahí donde U2 da un salto cualitativo escapando de lo predecible. "Raised by wolves" revive la magia y el rock de los primeros años de la banda mientras que en "Cedarwood road" oímos a unos U2 tremendamente intensos y "Sleep like a baby tonight" es Bono sobre unos sintetizadores, es recuperar por unos minutos al U2 explorador de los tiempos de Zooropa (1993) y Pop (1997), un momento sencillamente perfecto.  

En los últimos dos temas se percibe con claridad el aporte de Danger Mouse en la producción, en "This is where you can reach me now" y "The troubles" la banda empatiza con el sonido retro de los Black Keys, primero con guitarras, velocidad y coro de multitudes, luego en plan balada sobre vientos y con el correcto aporte de la sueca Lykke Li en las voces. Lamentable eso si el apresurado y torpe cierre que llega con un fade out cuando el tema pedía a gritos un solo más extenso. 

En definitiva, U2 regresa tras cinco años de silencio con un álbum que cumple de sobra cuando apuesta a la segura y que cuando se da el gusto de ir más allá de lo evidente encuentra uno que otro momento brillante. Seamos claros, Songs of innocence no reinventa nada (tampoco hace falta), pero si nos regresa a un U2 equilibrado, trabajado al detalle y lo más importante, ambicioso. 

Para cerrar, una reflexión final: ¿Cuántas bandas en la historia de la música han sido capaces, luego de 30 años de carrera, de defender la categoría con algo del nivel de Songs of Innocence

3.5 / 5
Muy bueno!


DESCARGA ACÁ

Otras reseñas de U2:
1993 // U2 // Zooropa

7 comentarios:

  1. no lo escuché ni soy fan de los irlandeses, pero a decir verdad es la primera reseña positiva que encuentro... no será que te traicioné el fan? ya se que las opiniones son siempre subjetivas pero bueno, te comento eso... salu2...

    ResponderEliminar
  2. Estimado. En gustos, sabemos, no hay nada escrito. Ahora, lo que si te puedo decir es que el caso de U2 es muy especial, se comenta con el estómago de ellos y bien sabemos que hay muchos que sienten desagrado declarado por Bono y todo su rollo pacifista/moralista. Aquello creo que afecta mucho las reseñas. En lo personal créeme que tengo una mirada crítica acerca de U2 (revisa las cosas que he escrito acerca de la banda en este blog), sobretodo lo que han hecho durante la última década, sin embargo, esta vez sin maravillar me parece que se han esforzado en entregar un álbum de peso y en general, lo han conseguido.

    He tratado de ser mesurado en la reseña, el disco no es una obra maestra y no se acerca al nivel de joyas de la banda tales como Unforgettable fire, Joshua Tree, Achtung Baby o Zooropa, pero de ahí a que sea un mal disco, ni por si acaso. Es un álbum de buen nivel y de uno que otro momento brillante. Lo que pasa es que entre la crítica siempre es más cool criticar a U2 que alabarlo, porque son masivos y tienen una parada "pro industria", es una banda muy metida en el sistema y eso cae mal.

    Yo me quedo con la música y la historia. Ahí U2 ha vuelto a cumplir de sobra.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero en general las críticas negativas son hechas por gente que se declara fan, por eso son mas valerosas... yo nunca los quise, les reconozco un par de discos excelentes, pero no viene al caso... te dejo una de ellas que te mencioné como muestra, me parece lógico lo que escribe, nada más... salu2!

      http://ourgodsaredead.blogspot.com.ar/2014/09/songs-of-innocence-el-epitafio.html?showComment=1411575257851#c1200040890239441635

      Eliminar
    2. Estimado, en general las críticas negativas no vienen de fans eh? La Rolling Stone, por ejemplo, es fan de U2 y les colocó un 10 de 10 (exagerado por supuesto).

      http://www.rollingstone.com/music/albumreviews/u2-songs-of-innocence-20140911

      Las críticas vienen de los "haters" de siempre, esos que van a partir el disco suene como suene. Ahora, siempre hay excepciones y ahí está la reseña que me has colgado de ese tremendo sitio como es Ourgodsaredead. Pero bueno, en cosa de gustos nada que hacer. Lo que si te digo es que leí la reseña y dos cosas:

      1 - De 4 párrafos, 3 son dedicados a contextualizar y solo en 3 o 4 lineas se habla del disco (ojo a esa señal, que no es menor).
      2 - Me cuesta creer que alguien se diga fan de U2 afirme que "No line on the horizon" es "rematadamente malo". Me cuesta visualizar aquello.

      El mundo no es blanco y negro, eso es lo lindo de todo esto por lo que toda mirada al debate se agradece desde acá.
      Saludos!



      Eliminar
  3. Bastante de acuerdo con la reseña, el disco es muy muy interesante.

    ResponderEliminar
  4. Estoy completamente de acuerdo contigo sobre el solo de The Troubles. Pide a gritos que el solo de The Edge se alargue mucho más continuando con esa preciosa atmósfera. Es una pena. Por lo demás es un disco que me ha encantado.
    En las redes se habla mucho de todo lo que no tiene que ver con la música (que tratándose de U2 y Bono es bastante normal) pero para mí no son más que temas accesorios que no me interesan. A mí me interesa sólo la música de U2, y hablando de música, me parece que este es el mejor disco de U2 desde el súper infravalorado pero genial Pop. De hecho, The Troubles es el mejor cierre de disco desde Wake Up Dead Man. Incluso la balada experimental que nunca falta en un disco de U2, como One Step Closer del How To Desmantle An Atomic Bomb o Grace del All That You Can’t Leave Behind, que suelen ser bastante aburridas, en este disco raya a un nivel sobresaliente con Sleep Like a Baby Tonight. La mano de Danger Mouse se nota y para muy bien en arreglos como los violines de The Troubles (que parecen sacados de un álbum de Broken Bells) o el sonido de la batería de Larry en el pedazo de tema que es Cedarwood Road. The Miracle es el mejor tema con el que U2 abre un disco desde Discotheque. Incluso la canción happy del disco, California, es infinitamente mejor que la canción feliz del No Line On The Horizon (me refiero a I’ll Go Crazy Tonight). Hay canciones que son superlativas como This Is Where You Can Reach Me Now o Isis. El bajo de Adam suena tremendo en todo el álbum y la voz de Bono suena mejor que en mucho tiempo. Pero lo mejor de todo es que en general se respira una atmósfera que cohesiona el álbum y hace que la suma de sus partes sea más que esas partes por separado. U2 han vuelto frescos y demuestran estar más vivos y vigentes que nunca. Los fans estamos de enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Batera, te notas muy informada en lo que respecta a U2 y concuerdo prácticamente en todo con tu apreciación, tengo ciertos matices eso si...

    Efectivamente U2 es una banda de la que se comenta con el estómago y eso se aprecia de inmediato en cada reseña, a quienes odian a la banda (a Bono basicamente) les cuesta centrarse en la música y tienden en el 80% de sus comentarios a mencionar asuntos externos al disco, el cual efectivamente suena fresco y de un nivel más que aceptable en relación a lo que venían haciendo.

    Yo eso si no soy tan duro con "No line on the horizon", para mi ese álbum es mejor que este. Lamentablemente hay canciones como "Crazy Tonight" y "Get on your boots" que están puestas a la fuerza en "No line...", basicamente con fines comerciales, y eso le baja puntos al disco, pero al día de hoy me sigue pareciendo un álbum de carácter. Ahora, de que "Songs of innocence" está muy por encima de "All that you can't leave behind" y "How to dismantle...", para mi es clarísimo.

    La voz de Bono me suena algo chillona en este álbum, pero si concuerdo contigo en que el bajo de Clayton está tremendo, hace mucho que no lo oía marcar presencia así.

    En fin, gracias por tu comentario. Tremendo aporte.
    Saludos!

    ResponderEliminar