VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 29 de diciembre de 2011

Wilco - The whole love (2011)


La idea era despedir este buen 2011 con un disco de calidad y lo más reciente de la banda estadounidense Wilco ha sido mi elección. ¿Y quienes son estos tipos? - se preguntarán seguramente muchos de mis lectores. Y es que el "anonimato" de Wilco no deja de ser curioso. Primero porque de novatos no tienen nada, son una agrupación que cuenta ya con casi 20 años de trayectoria y 9 discos bajo el brazo. Segundo porque dentro del mundo indie Wilco debe ser la banda más respetada, aclamada y reconocida de la última década,  (¡hasta premios Grammy han ganado!). Y tercero porque tomas cualquiera de sus 9 discos y sientes de inmediato el estar frente a una banda diferente, creativa, talentosa. De paso no entiendes como una banda de este calibre sea completamente desconocida para parte importante del mundo. ¡Que injusta que es la vida aveces! 

Lo cierto es que The whole love, décimo álbum de Wilco, confirma con cada una de sus canciones la calidad incuestionable de la agrupación y a Jeff Tweedy (guitarrista y líder de la banda) como uno de los grandes compositores de (al menos) la última década. Un tipo al que le fluyen las grandes canciones y melodías como quien respira. Como si no costase nada componer una. 

Pero bueno, hablando ya del disco. La partida con "Art of almost" (claro postulante a la mejor canción del año) es imponente y contundente, son 7 minutos soberbios que suenan a una especie de "permiso, permiso, permiso... acá vengo yo!". Wilco dando vueltas por estilos y sonidos como Pedro por su casa. Sencillamente notable. Para más adelante se conjugarán todo el tiempo temas muy melódicos y poperos como "I might" , "Dawned on me" o la fantástica "Born alone" con baladas de tono melancólico tales como la hermosa "Black moon" , la acústica "Rising red lung" o el cierre fantástico de la mano de los 12 minutos de "One sunday morning"

Doce canciones, sin puntos bajos. Un disco al que no se le puede pedir más, con algunos temas que cumplen y otros que se disparan muy pero muy arriba, con un equilibrio de estados perfecto y un trabajo de arreglos exquisito. Demostración de talento de parte de una banda que se merece todo a estas alturas. Si no es el disco del año, es el segundo perdiendo por cabeza contra alguna otra maravilla que vio la luz este 2011. 

4.5 // Brillante!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Especial Navidad

¡ Jo Jo Jo ! 

Es navidad y vuestro blog regalón por supuesto que tenía que estar a la altura y ponerse con algunos regalitos. A continuación entonces revisaré una serie de lanzamientos especiales que han visto la luz por estos días. ¡Vamos con ellos!

En primer lugar nos lanzamos con Radiohead en partida doble. Sabido es que durante el primer semestre editaron de un día para otro The king of limbs, álbum que decidieron no promocionar con gira. Sin embargo, entrado el segundo semestre realizaron una aparición en el programa "From the basement", ocasión en la que decidieron interpretar el álbum en su totalidad, además de 2 canciones inéditas ("The daily mail" y "Staircase"). Al parecer la actuación los dejó tan conformes que decidieron lanzar aquella grabación oficialmente en DVD. Pero no se han quedado solo en eso, pocos días atrás la banda compartió con el mundo las dos canciones mencionadas en versión de estudio. Escuchándolas cuesta comprender el porque decidieron no incluirlas en The king of limbs, son excelentes ambas. Dejo con ustedes ambos regalos.



Seguimos con Metallica. Quienes actualmente se encuentran funcionando en muchas direcciones. Acaban de editar el polémico proyecto Lulu junto a Lou Reed, además andan girando por los EEUU en el contexto de una gira de aniversario (30 años de vida) , acompañados de muchos músicos y tocando canciones para los fanáticos. Independiente de aquello, han editado en paralelo un EP titulado Beyond magnetic. Este contiene 4 canciones que no entraron en Death magnetic (2008). En lo personal las canciones me aburrieron. A diferencia de lo anteriormente mencionado con Radiohead, creo que esta vez si se entiende el porque de la no inclusión. De todas maneras se agradece siempre el que ventilen nuevo material. Las canciones son : "Hate train", "Just a bullet away" , "Hell and back" y "Rebel of Babylon". Las cuales comparto a continuación.


Continuo con una perlita. Se trata de la banda sonora del refrito "The girl with the dragon tatto", perteneciente a la trilogía "Millenium" escrita originalmente por el sueco Stieg Larsson. Esta cinta pinta para ser un éxito absoluto de taquilla (está pensada y financiada para aquello) y su banda sonora está compuesta por el siempre interesante Trent Reznor, personaje que recientemente fue premiado y alabado por su trabajo en la música de "The social network". ¡Acá va!


Si yo digo Billy Corgan es probable que a las nuevas generaciones (menores de 20) no les suene a absolutamente a nada. Lo mismo si digo Smashing Pumpkins. Una lástima, ya que estamos hablando de una de las bandas más extraordinarias de la década de los 90's , cuyo lider (Corgan) pintaba para anotarse como uno de los compositores fundamentales de la década. Algo pasó en el camino, todo se arruinó, los egos como siempre se entrometen en los proyectos y lo lindo que crearon como banda terminó de pronto quedando sólo en un lindo recuerdo. Ya le dedicaré dentro de poco una reseña al "presente" musical de Corgan, hoy estoy acá para dejar con ustedes la edición aniversario de "Siamese dream", el tremendo segundo disco de la agrupación. A 20 años de su lanzamiento original Corgan ha decidido re lanzar el álbum acompañado de lo típico: un cd con demos y caras B. Vale la pena siempre recordar buenos discos así que lo dejo con ustedes.


Finalmente un bonus. Una joyita. Se trata del nuevo disco en vivo de la clásica banda Yes, quienes este 2011 estuvieron de regreso de la mano de un correcto Fly from here y ahora nos entregan un concierto registrado sobre tierras francesas. ¡Que lo disfruten!



Eso ha sido todo por esta vez. Se agradecen como siempre las visitas. 
¡Saludos para todos y que el rock and roll los bendiga!





martes, 13 de diciembre de 2011

Coldplay - Mylo Xyloto (2011)

Coldplay
Mylo Xyloto
2011

Luego de que Radiohead renunciase de manera voluntaria a la corona británica tras la edición de Kid A (2000) y en medio de un potente auge del llamado nu metal (recordemos que bandas como Korn, Limp Biskit, Sistem of a down, Papa roach o Deftones la llevaban ) , nos vino muy bien la aparición de Coldplay. La intimidad de Parachutes (2000) y la transparencia de A rush of blood to the head (2002) maravillaron al mundo. Y quizás esperamos demasiado de ellos, quizás muchos creímos que eran lo que nunca siquiera ellos mismos pensaron que podrían ser. Y es que lo de Coldplay siempre fueron las canciones bonitas y punto. En ocasiones nos entregaron melodías muy sencillas pero hermosas ("Trouble", "Green eyes", "Spies") mientras que en otras dieron con himnos para estadios ("Clocks", "Fix you", "In my place", "Yellow"). Pero lo de ellos nunca fue descubrir la pólvora, la reinvención, la exploración ni mucho menos la genialidad. De ahí que sus posteriores trabajos X&Y (2005) y Viva la vida (2008) funcionasen más o menos en la misma linea facilona e hipermelódica con una que otra excepción ("Square one", "42", "Death and all his friends").

Sin embargo, todo en la vida se agota, las fórmulas colapsan, el auto plagio se vuelve recurrente y en el caso de Coldplay se ha dado una constante con el pasar de los años: cada disco es un poco peor que el anterior. Mylo Xyloto no es la excepción: estamos frente al peor disco de la agrupación por paliza. Ya sin ideas Coldplay intenta esta vez alargar el éxito masivo logrado con Viva la vida, para esto repiten los modelos de canciones, se lanzan como nunca en la búsqueda de coros capaces de quedar grabados en el inconsciente colectivo y para que el asunto no parezca tan descaradamente comercial han decidido incluir una que otra melodía que suene a pasado y matice el asunto. El drama es que todo se aprecia muy pero muy forzado. Con dos o tres temas ya "se les ve el plumero".

El disco está compuesto por 11 canciones que se mueven entre el auto plagio descarado, un pop casi insolente y uno que otro tema absolutamente intrascendente. En la primera categoría mencionaría canciones tales como "Charlie Brown" ("Life in technicolor III"?) o el intento poco inspirado de recuperar el sonido de Parachutes en "Us against the world" , "U.F.O" y "Up in flames". En la segunda entrarían los intentos de hits. Acá sobran los "UuuuooOOooooh" y las estructuras facilonas. "Paradise", "Every teardrop is a waterfall" son mediocres pero pegajosas, ahora, el dueto con Rihanna titulado "Princess of China" es espantoso. 

Finalmente están los rellenos: "Don't let it break your heart" y "Up with the birds", ambas cero aporte. De todo el disco en realidad solo destaco dos temas: la apertura con "Hurts like heaven", que sin ser una maravilla al menos suena fresca y la semi acústica "Major minus", el único tema del disco que va más allá de lo evidente. Pero 2 de 11 me parece muy poco para cualquier disco. 

Y eso sería. No se si hablar de decepción sinceramente. En lo personal no esperaba demasiado, creo que los tiempos ya pasaron con Coldplay. Tuvieron en el pasado, uno o dos discos atrás, la oportunidad de dar un salto de calidad en su carrera pero decidieron quedarse estancados en la búsqueda del single pegajoso. Y ahí están, jugando en las ligas de Justin Bieber o Lady Gaga

2 / 5
Malo



domingo, 4 de diciembre de 2011

Primus - Green Naugahyde (2011)

Primus
Green Naugahyde
2011


Luego de 12 años de silencio la locura está de regreso. ¡Como se les extrañaba ! Porque si hay una banda que fue capaz de mantenerse al margen de todo movimiento y simplemente hacer de las suyas durante los 90's esa fue Primus. Divertidos, originales, musicalmente atractivos, la banda liderada por el talentoso Les Claypool no pasa desapercibida. Ahora, quizás el punto bajo dentro de su carrera fue el nunca ser capaces de entregarnos un álbum sólido de comienzo a fin. Siempre existió un "pero" con sus trabajos y probablemente en busca de aquello es que están de vuelta. No parece ser un regreso por la nostalgia y el dinero (¿Alo Faith no more, System of a down, alo Rage against the machine? ) , luego de escuchar Green Naugahyde queda claro que esté es un regreso por placer, por el gusto de volver a entregar algo digno y a la altura del nombre y legado de la banda. Con Primus no podía ser de otra manera. 

A diferencia de lo explorado en los últimos dos trabajos de Primus (Brown Album de 1997 y Antipop de 1999) , con Green Naugahyde estos muchachos han decidido caminar por estructuras no tan tradicionales y acercarse así al sonido de sus primeros discos. El álbum no posee estrofas, puentes o coros muy reconocibles sino que más bien cada canción se sostiene sobre una melodía que tiende a repetirse y sobre la cual va entrando cada instrumento. Están eso si presentes todos los condimentos que siempre han caracterizado al sonido Primus:  la banda vuelve a sonar contundente sin la ayuda de elementos extras más allá de una batería, guitarra y el siempre imponente bajo de Les Claypool, está el desapego absoluto por melodías gancheras y por supuesto que está el sentido del humor enmarcando todo el trabajo. 

Es difícil destacar canciones particulares cuando todo un disco funciona parejo, casi como un continuo. En lo personal me encantaron "Eternal consumption engine" (imposible no reír con ese comienzo en que Les repite un gracioso "Ooooh i like it , reallly really like it" a mil por hora) y la oscuridad instrumental de "Jilly's on smack", pero como mencionaba todos los temas andan muy pero muy bien. No queda más que agradecer el regreso de esta gran banda, disfrutar de este atractivo trabajo y esperar que no se queden solo en esto. 

4 / 5
Excelente






jueves, 1 de diciembre de 2011

Jane's addiction - The great escape artist (2011)


Jane's addiction
The great escape artist
2011


La carrera de esta banda no puede ser más extraña (así como también su música). A fines de los 80's /comienzo de 90's editaron un buen par de discos, que en su momento dieron muchísimo que hablar. Posteriormente vino un distanciamiento que se interrumpió en 2003 con la salida de Strays, que por lo general decepcionó. Y este 2011 los tenemos de regreso con su... !cuarto álbum en 20 años !. Frente a tamaña irregularidad lo cierto es que no se esperaba demasiado de este trabajo, sin embargo y para sorpresa de muchos, nos han terminado entregando un disco más que digno. No es el mejor de su carrera claro que tanto desde lo individual como colectivo el disco funciona y sale bien parado.

The great escape artist es un disco de rock directo, bastante simple en su esencia, que no pretende descubrir la pólvora y se sostiene completamente en sus tremendas melodías (¡cuantos buenos coros nos encontramos acá!) . Es un disco que se nota bien pensado, como si cada segundo de su duración hubiese estado perfectamente calculado, cada arreglo está en su lugar y nada se ha dejado al azar. Sin embargo, posee el mérito de jamás caer en la frialdad ni distanciamiento con quien escucha. El álbum convence y se deja disfrutar. Es un muy buen disco de rock y punto. 

La partida es brutal. Las cuatro primeras son un golpe a la mandíbula de cualquiera. "Underground / End to the lies / Curiosity kills / Irresistible force" son una pasada que no deja espacios a la duda y ya por si solas dejan al álbum bien parado. Más adelante el álbum continuará una estructura sencilla de puentes y coros gancheros que cumplen sin tampoco ir demasiado lejos. Para el final se contrapone la calma de "Splash a little water on it" y "Broken people" con el rock dinámico de "Words right out of my mouth". Muy bipolar, extraño, muy Jane's Addiction. Quizás el defecto que podríamos cargarle al álbum es el que te deja pidiendo más. Pero de lo bueno poco dicen por ahí.


3.5 / 5
Muy bueno



jueves, 24 de noviembre de 2011

MuteMath - Odd soul (2011)

Mutemath
Odd soul
2011

Esta reseña la voy a disfrutar. Una de las mejores bandas de la última década está de regreso con su tercer álbum. Una de las mejores y más sub valoradas a la vez. Quizás sin el carisma adolescente de The Killers, sin la actitud rock star de Arctic Monkeys o sin la facilidad melódica de Coldplay, lo de Mutemath ha pasado algo desapercibido frente a los oídos del mundo, pero acá el talento y la creatividad sobra, Odd soul ratifica aquello.

Los dos discos anteriores de Mutemath son realmente excelentes (si no los has oído no se que esperas) por lo que el desafío acá no era menor y el dilema era ver por donde disparaban esta vez. La banda ha estado a la altura de las circunstancias entregándonos un trabajo solido, que conserva el sonido siempre inquieto y característico de sus primeros trabajos pero que no se cansa de experimentar al mismo tiempo. Hoy se han ido más por los teclados que por las guitarras, por una producción exquisita que huele a psicodelia setentera y que se disfruta por montones. 

El disco comienza con esta linea mencionada, muy retro en el sonido. Sorprenden "Odd soul", "Prytania" y "Blood presures" ya que no suenan al Mutemath de siempre, la partida no es comercial, ni melódicamente tan fácil de aceptar como en trabajos anteriores. No es que se trate de un álbum alternativo ni nada por el estilo, pero es evidente que esta banda trabaja pensando en la música, en su riqueza y no en cuantos estadios van a llenar con tal o cual canción (¿Alo, Coldplay?). Hay mucha riqueza instrumental y en ningún momento sientes estar frente a un "posible hit" (asunto que si ocurría en sus dos primeros discos). La bofetada se siente pero el trabajo está tan bien llevado que el golpe viene bien. 

Recién al cuarto tema reconocemos a la banda. Vuelven a sonar modernos gracias al ritmo acelerado de "Heads up" y el exquisito coqueteo electrónico de "All or nothing" (si esta canción la compone Radiohead estoy seguro que todos babean, pero como es Mutemath la locura no se desata ... ¿Qué injusto el mundo , no? ) . 

La segunda parte del álbum se carga más aún a la psicodelia, la indagación en el pasado y la producción retro. El disco vive sus mejores momentos en la pasada por "Allies", la increíble "Calvaries" y "Walkind paranoia". Luego "Equals" + "Quarentina" funcionan como una sola canción y nos recuerdan durante 10 minutos el que estamos frente a una banda realmente brillante y para el final Mutemath entiende que todo gran disco debe acabar con un buen lento, en este nos regalan "In no time", cierre soberbio para un álbum que debería ser mencionado a fin de año como uno de los grandes. Un verdadero derroche de creatividad que en lo personal me ha dejado muy pero muy feliz, creo que se nota. 

4 / 5
Excelente






sábado, 12 de noviembre de 2011

Bjork - Biophilia (2011)

Bjork
Biophilia
2011

Es cierto que nunca un disco de Bjork ha sido sencillo, quizás Debut (1993) y Post (1995) fueron lo más comercial en la carrera de la artista pero ya a partir de Homogenic en 1997 (su mejor trabajo además) la islandesa comenzó a mostrarse cada vez más arisca a las estructuras y arreglos instrumentales tradicionales. Sin embargo, pese a la búsqueda poco convencional de sonidos siempre los discos de Bjork mantuvieron un especial tino a la hora de trabajar melodías que conectasen con la audiencia, acompañamientos que aportaban a su trabajo, asunto que esta vez con Biophilia no se da. Ni por si acaso.

Ahora, si fuese solamente que Biophilia carece de melodías atractivas no sería nada pero acá el drama no se queda ahí, estamos frente a un trabajo que no se sostiene bajo ninguna perspectiva. Monótono, opaco, aburrido, casi como un capricho pedante de una artista que dialoga consigo misma todo el tiempo. Lo de Bjork acá es realmente preocupante al punto de desconfiar de sus capacidades. Porque su anterior trabajo es de 2007 (Volta, que tampoco dejó felices a todos pero al menos tenía sus momentos), es decir, tuvo casi 5 años para preparar y entregarnos estas 10 "canciones" que definitivamente no van hacia ningún lado, que pretenden experimentar pero que no son más que el exceso de un artista que al parecer ya no tiene ningún interés por acercarse a quien escucha. Es que de eso se trata el arte, de una entrega personal - dirán algunos. Ok! Y estoy de acuerdo,  pero acá a la mujer se le fue la mano, se le arrancó el ego por completo. Biophilia exaspera, agota, incluso altera. 

Hay tres piezas dentro de este trabajo que me parece insinúan talento, me refiero a "Crystalline" , "Mutual core" y "Cosmogony" (y digo insinúan, porque de todas maneras hay que tenerles paciencia) , tres momentos en donde aparece la Bjork con chispa, que logra dar con una melodía que conecta. Sin embargo, el resto del álbum es terrible. Lleno de capas de voces que se repiten una y otra vez, como es el caso de "Moon" , "Thunderbolt" o "Virus", las cuales si durasen un poco menos o incluyesen alguna instrumentación interesante quizás no molestarían tanto pero son tan reiterativas que más de 5 minutos por cada una se transforman en un absoluto despropósito. Ahora donde definitivamente no hay nada que hacer es con "Dark matter", "Hollow", "Solstice" o "Sacrifice " las cuales son solo ruido.

No me voy a referir en este comentario a las aplicaciones con las que viene el disco y que suponen ser vanguardia tecnológia, este blog habla de música y ahí, con todo lo que adoro a Bjork, con el dolor de mi alma tengo que admitir que no hay vuelta que darle. No estamos frente a uno de esos discos que "necesitan tiempo" para funcionar, cuando el talento no está no se puede inventar y en el caso de la islandesa tal parece que el asunto va completamente a la baja. 

1.5 / 5
Terrible





jueves, 10 de noviembre de 2011

Machine head - Unto the locust (2011)

Machine head
Unto the locust
2011

Estos eran otros que la tenían complicada. Luego de un aclamado The blackening en 2008, la pregunta era obvia ...¿y ahora qué? Porque intentar superar ese álbum en una linea técnica, creativa e interpretativa era tarea inútil. Para muchos The blackening es el mejor álbum de metal de la pasada década, y bueno, razones de sobra existen para afirmar aquello. Frente a tamaño desafío Machine head decidió entregarnos un disco más sencillo que su antecesor, que juega a la segura, cargado de temas veloces y que cuentan con el sello agresivo característico de la agrupación, todo esto eso si enmarcado en estructuras tradicionales, es decir, salvo un par de excepciones, se aprecia en la mayoría de los temas la clara intención de trabajar puentes y coros muy reconocibles. 

La partida de la mano de los 8 minutos y medio de "I am hell (Sonata in C#)" suena ambiciosa, se trata de un tema dividido en 3 partes donde la banda se pasea a gusto por una exquisita diversidad de sonidos. Sin embargo, de ahí en adelante el sonido del álbum se vuelve bastante tradicional (entendiendo por supuesto en todo momento que hablamos de Machine head, o sea, que esto sigue siendo metal del bueno!) . "Be still and know" , "Locust" y "This is the end" son claros ejemplos de lo que mencionaba en el párrafo anterior, canciones de extensa duración (todas rondando los 7 minutos) pero de estructuras simples. "Darkness within" es la balada del álbum, comienza acústica y poco a poco crece en intensidad logrando uno de los momentos más agradables del trabajo. Ahora, donde se cae un poco el disco es en el final, ahí han dejado dos canciones que continúan la senda directa y ganchera pero que en lo personal terminó por agotarme, me refiero a "Pearls before the swane"  y "Who we are". Poco aporte ambas. 

El disco cuenta además con 3 canciones a manera de bonus. Versiones más que dignas de "The sentinel" de Judas Priest y "Witch hunt" de Rush, además de una toma acústica de la balada "Darkness within"Concluye así un más que correcto Unto the locust, con el cual me parece que Machine head se saca la presión del éxito que significó The blackening en su carrera y los deja en buen pie para seguir trabajando a futuro. No me parece que sea uno de los grandes discos del año pero si se disfruta sin dificultad y tiene uno que otro momento muy alto. 


3 / 5
Bueno









Y a continuación un BONUS, por si aún no lo has oído...


viernes, 4 de noviembre de 2011

Opeth - Heritage (2011)


A dos meses ya de su lanzamiento me lanzo con uno de los álbumes más interesantes de este 2011 y que bastante ha dado que hablar. Para muchos uno de los mejores del año, una maravilla, para otros un experimento completamente olvidable. Me refiero al más reciente y décimo trabajo del quinteto sueco Opeth. Quienes lo critican apuntan al cambio de estilo, a que la influencia de Steven Wilson (líder de Porcupine Tree) entre otros músicos lograron que el álbum "no suene a Opeth", a que esto ya no es metal, a que el disco no tiene nada de original ya que solo toma una serie de sonidos de bandas de rock progresivo de los 70's y los mezcla, pero que de novedad acá no hay nada, etcétera, etcétera. Quienes lo valoran lo hacen por su riqueza instrumental y por la osadía que muestra una banda por romper sus propios límites

Lo cierto es que la banda liderada por Mikael Akerfeldt nos ha entregado un álbum que efectivamente se aleja muchísimo del sonido clásico de la banda. Probablemente ciertos pasajes de su anterior trabajo, Watershed (2008), insinuaban un tanto el camino que acá con Heritage han explotado, pero creo que nadie en su sano juicio habría apostado con seguridad por la ruptura total que la banda ha establecido con el black metal y sus variantes.  ¿Es esto negativo? En lo personal me parece que si un disco funciona da realmente lo mismo el estilo del que sea y acá el asunto musical anda muy bien en gran parte de los 55 minutos del trabajo.

La partida del álbum cargo de la magnífica tripleta compuesta por " The devil's orchard/ I feel the dark / Slither" te habla de inmediato de un disco muy bien pensado, de arreglos que cambian todo el tiempo y que claramente pretenden llevar el sonido de Opeth a una nueva estación. Más adelante el álbum se moverá entre tiempos más lentos y probablemente acá nos encontremos con el gran defecto que posee el disco: se entrampa en su propio sonido. Tanta vuelta eterna termina, en ciertos momentos, agotando (los 16 minutos de "Famine" + "Folklore" me parece que terminan siendo demasiado ). 

No sabemos si Heritage representará un paréntesis creativo en la carrera de Opeth o definitivamente el primer paso dentro de una nueva etapa de la banda, aunque tal parece que el asunto está más cerca de esta última opción. Sea como sea, se agradece la actitud y la música que nos han entregado. Otro de los buenos discos de este año. 


3.5 / 5
Muy bueno

viernes, 28 de octubre de 2011

Lou Reed & Metallica - Lulu (2011)


Llamó la atención desde un comienzo esta colaboración. Agua y aceite - habrán dicho algunos. Sin embargo, en la historia de la música se han dado colaboraciones aparentemente muy extrañas pero que han logrado resultados notables (R.E.M + Patti Smith en "Ebow the letter" es el primer ejemplo que se me viene a la cabeza) por lo que la expectación no era poca en este caso. ¿Lograrán el milagro? ¿Se dará la química esta vez? Pues bien, Lulu ya está entre nosotros y me parece que la respuesta es inequívoca: no. Definitivamente no.

Semanas atrás tuvimos la posibilidad de oír "The view", un pequeño adelanto que estos 5 tipos decidieron mostrarnos para alimentar nuestra curiosidad frente al proyecto. De inmediato noté que estábamos frente a algo que no era conveniente juzgar a la primera, menos por una sola canción. Pero independiente de aquello si sentí (evidentemente no fui el único) que algo no estaba funcionando en la combinación de estilos, como si Lou y Metallica nunca se hubiesen juntado siquiera para grabar o discutir ideas en torno al proyecto. Algo no juntaba ni pegaba acá. Y bueno, habiendo oído el disco muchas veces mis sospechas terminaron transformándose en una conclusión. El álbum completo no tiene pies ni cabeza, no es más que un montón de ideas pegadas a la fuerza que en ciertos momentos (muy pocos) algo positivo logran pero la mayor parte del tiempo no es más que ruido que no va a ningún lado y que muestra a ambos lados muy pero muy poco inspirados.

Lulu está compuesto por 10 canciones, separadas en dos discos a causa de su duración. En ellas, salvo una que otra excepción, Metallica pone la música y Lou Reed las voces. A lo largo del álbum ambos aspectos andan mal y por momentos son un verdadero horror, un desastre musical que llega a dar verguenza ajena. Además, como mencioné anteriormente, rara vez muestran conexión entre si. Musicalmente el álbum es  repetitivo, monónoto hasta decir basta. En la mayoría de los temas la banda repite una y otra vez la misma melodía, no hay cambios, no hay intensidad, quiebres ni nada por el estilo. Algunas son lentas, otras aceleradas, pero el factor común siempre es el mismo: la monotonía constante (ejemplo claro: "Misstred dread"). En lo musical quizás debería destacar "Pumping blood", "The view" o "Frustration", quizás las únicas que van un poco más allá del loop constante y algo pareciese que intentan transmitir con su sonido. 

Y si la música funciona poco, donde definitivamente anda todo mal es en los monólogos de Lou Reed, amenizados de vez en cuando por verdaderos aullidos de lobo moribundo de James Hetfield. ¡Es que nadie canta en este disco! Y no importaría que Lou no cantase con tal de que sus diálogos tuviesen algo de sentido melódico, pero el tipo va todo el tiempo mal. Fuera de los tonos y tiempos, cuando intenta cantar algo se desafina por completo y repito, cuando entra Hetfield a hacer uno que otro coro en lugar de rescatar el asunto solo termina por sepultarlo. Hay momentos que rayan en la ofensa, como es el caso de los 11 espantosos minutos de "Cheat on me" o los 8 minutos que componen el intento de balada que es "Little dog". Y ni hablar del cierre de ... ¡20 minutos! a cargo de "Junior dad". ¿Qué habrán pretendido con esto? Realmente cuesta entenderlo. Porque también no sería nada que los temas fuesen malos, ¡sino que además son eternos! 

Habría resultado interesante el oír las conversaciones de Lou Reed (bien guiadas por supuesto) acompañadas de vez en cuando por una voz bien ejecutada de Hetfield y algunas composiciones de Metallica algo más interesantes y que no funcionaran como un mero acompañamiento aburrido. No fue así y finalmente nos quedamos con un experimento fallido que probablemente pasará al olvido tan rápido como llego. 


2 / 5
Malo 

viernes, 21 de octubre de 2011

Noel Gallagher's High Flying Birds (2011)


Me ha sorprendido el debut solista del mayor de los Gallagher. Cuando me enteré que su disco aparecería durante este 2011 me fue inevitable pensar que escucharíamos un álbum editado a la rápida, cuyo único objetivo era "mantener vigente" al artista y de paso contestarle con música a su hermano Liam, quien a comienzos de año sorprendió con el más que correcto lanzamiento de Beady eye.

Digo que me sorprendió ya que puede que todo lo anterior sea efectivamente cierto. Puede que High flying birds sea un álbum editado a la ligera, puede que Noel simplemente tomase unas cuentas baladas que tenía a mano y haya decidido grabarlas para que el público no se olvidase de él, puede que debido a esto se respire un perfume a Oasis en gran parte del álbum. Sin embargo, un tipo cuando tiene talento, lo tiene. Y todo pasa a segundo plano si la música funciona bien. Acá eso sucede.

High flying birds es un paseo, un viaje que muestra al compositor en plena libertad, asunto que lejos de molestar termina por agradecerse. Nos encontramos con un álbum que en el grueso podría considerarse sencillo, un disco que no cuesta oír ni disfrutar, que a simple vista pareciese no pretender demasiado, en donde Noel hace gala de su condición de gran creador de melodías. De ahí que gran parte del álbum se pasee por sonidos que ya habían sido explorados en los últimos años de Oasis, medios tiempos canciones como "Dream on" , "The death of you and me" o "(I wanna live a dream in my) record machine" suenan reconocibles pero no alcanzan a agotar gracias a la incorporación de verdaderas joyas tales como la monumental apertura de álbum que da "Everybody's on the run", la juguetona "AKA....what a life!" o la hermosa balada "If I had a gun"

Insisto, un disco sencillo pero de gran factura. Buenas melodías, arreglos más que consistentes ,en ocasiones logrando mucha potencia gracias inclusiones orquestales que definitivamente aportan. Una gran sorpresa. 

3.5 / 5 
Muy bueno





jueves, 13 de octubre de 2011

VIDEOS: The Vaccines, Korn, The Horrors

*NUEVOS VIDEOS * NUEVOS VIDEOS * NUEVOS VIDEOS *


Estamos viviendo un semestre muy productivo en cuanto a lanzamientos de discos se trata. Ya di una pasada por lo nuevo de Kasabian, Girls, Mastodon, además de los regresos de Red hot chili peppers o Sepultura. Todos ellos discos más que interesantes, sin embargo, el ritmo no para y aún tengo pendientes comentarios de The Horrors, Opeth, The kooks, Noel Gallagher, Bjork y Steve Wilson (entre otros). Insisto: ¡estamos frente a un  siendo un gran semestre ! 


¡Pero independiente de los discos que van apareciendo también hay nuevos videos dignos de mostrar! En primer lugar daré hoy una pasada por el ya ¿tercer o cuarto? single del disco de The Vaccines, quienes insisten en mantener entre nosotros presente su buen disco debut titulado What did you expect from The Vaccines?. En esta ocasión nos presentan el video de "Wetsuit" , el cual como comentario freak habría que mencionar fue grabado mediante el uso del popular servicio de fotografías Instagram. Acá se los dejo, está bonita toda esa onda retro que se muestra... ¿o no?




Lo siguiente no es un nuevo video, sino más bien un adelanto de lo nuevo de Korn, quienes al parecer se han entregado a la electrónica para el que será su nuevo álbum The path of totality (cuya horrible portada comparto acá al costado). Estos nenes ya no tan nenes nos habían adelantado tiempo atrás un tema : "Get up!", canción que no estaba tan mal. Hoy nos presentan "Narcissistic cannibal", la cual paso a compartir más abajo. El álbum debería ver la luz en diciembre próximo por lo que me ahorraré comentarios hasta ese entonces. 


Y para finalizar los dejaré con el segundo single de The horrors, quienes han editado uno de los grandiosos discos de este 2011, me refiero a Skying. El primer single de este buen álbum fue "Still life" y ahora nos dejan el psicodélico video de "I can see trought you", la canción más rockera del trabajo por cierto. 


¡Acá van los dos videos mencionados, sigan disfrutando de la buena música y que el rock & roll los bendiga!







viernes, 7 de octubre de 2011

Mastodon - The hunter (2011)


Si tuviese que mencionar o recomendar tres bandas de esta última década, dentro del mundo del metal, mis escogidas serían sin pensarlo dos veces : Nevermore, Machine head y Mastodon. Estos últimos la tenían realmente difícil para su nuevo y quinto trabajo dado el reconocimiento alcanzado por su anterior disco: Crack the skye (2009). Y no es para menos, estamos hablando del que fue uno de los mejores discos de la década, un álbum muy bien pensado y que desprende esa sensación de haber logrado explotar al máximo un determinado sonido o estilo. Insisto: la tenían difícil.

Y cuando una banda edita un álbum que llega tan alto en ámbitos creativos normalmente tiene dos alternativas: se reinventan por completo y lanzan un disco que rompa todos los esquemas o editan un álbum más sencillo, "de transición" por así decirlo, el cual les permita tomar aire y tener más tiempo para pensar bien el siguiente paso. Y bueno, Mastodon en esta ocasión ha optado por el segundo camino. 

The hunter es un álbum bastante más directo y con muchas menos vueltas que el mencionado Crack the skye. En ese sentido el disco muestra más similitudes con Blood mountain de 2006, aunque esta vez el sonido no está tan cargado al tecnicismo sino que más a estructuras tradicionales dentro del mundo del hard rock. La misma duración de los temas te habla de un álbum de características inmediatas (13 canciones, todas rondando los 4 minutos) y el sonido del disco claramente es de lo más "amigable" que hemos oído en la discografía de la agrupación. 

Lo impresionante en este asunto es que Mastodon entrega un álbum más al hueso, no tan sesudo como anteriores entregas pero de todas maneras sale bien parado. Y es que The hunter funciona de mil maravillas. Comienza con "Black tongue" y "Curl of the burl", ambas cargadas hacia un sonido clásico, setentero, muy a la Black Sabbath incluso, para poco a poco ir agarrando velocidad y desenfreno mientras se deja correr la magnífica trilogía "Blasteroid"/"Stargasm" /"Octopus has no friends"

La técnica, el sentimiento y los tintes progresivos característicos de Mastodon aparecen a mitad de disco con "All the heavy lifting" y la maravillosa "The hunter". Más adelante sonará "Thikening", otra que funciona en la misma linea. El álbum vive sus mejores momentos y se consagra absolutamente con las expectativas generadas. Para la recta final nos han dejado una serie de temas dinámicos que se intercalan con otros más calmos. Imposible no destacar la demoledora "Spectrelight" (Megadeth!, aguante Megadeth!) o el final reflexivo y bien logrado con la balada "The sparrow"

En definitiva un álbum de excelente nivel, en donde cuesta encontrar puntos bajos y donde además se verifica una vez más el poder creativo de la banda, dado que no se han quedado pegados en ningún momento de su carrera en un determinado sonido. Acá han seguido explorando y han vuelto a dar el golpe de manera acertada. 

Quizás el único defecto de The hunter sea el exceso de canciones (con dos o tres menos el asunto habría estado completamente perfecto), de no ser por aquello creo que estaríamos hablando de una nueva obra maestra de la agrupación. ¡O quizás si lo es! Ya veremos, el tiempo y la audiencia deberá hablar. Lo que si está claro es que estamos frente a otro de los tremendos discos de este 2011. Y es que algo tiene esta banda que con solo 5 álbumes ha logrado dar muchísimo que hablar y así como va el asunto no parece que tengan muchas ganas de soltar las riendas. 

4/ 5
Excelente!