VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 24 de junio de 2015

Florence + The Machine // How Big, How Blue, How Beautiful // 2015


"¿He bebido demasiado? 
¿He perdido el tacto? 
¿Construí esta nave para naufragar?"

El éxito es aveces un complicado compañero de ruta y Florence Welch bien supo de aquello. Las letras de su nuevo álbum expresan el grado de confusión al que se vio sometida tras la promoción del notable Ceremonials (2011), también la portada, donde podemos apreciarla en opaco tono regalando al espectador una mirada arisca e incluso agresiva. Pero las penas del arte se curan con arte, y en How big, how blue, how beautiful la inglesa ha vuelto a volcarlo todo, dando muestras del tremendo e intenso momento creativo que vive. 

Comencemos afirmando el que estamos frente al mejor disco de Florence + the machine a la fecha, uno que engancha de inmediato gracias a la potencia y honestidad que se respira en 'Ship to wreck', una donde abre el tema de sus recientes adicciones a pastillas y alcohol. Más adelante en las excelentes 'Delilah', 'Queen of peace' o 'How big, how blue, how beautiful' (la canción) volverá a encontrar momentos altísimos, jugando con vientos, pianos y dando rienda suelta a un registro vocal que a estas alturas es marca registrada. Mucho más íntimas, aunque igual de honestas, son 'Various stomrs & saints' , 'Long & lost' o 'St. Jane', tres en donde Florence vuelve a demostrar que tanto en altos como en bajos se mueve completamente a gusto. También impacta la crudeza de 'How kind of man' e incluso lamento el que el disco no hubiese ido un poco más por esa visceral linea, quizás en el futuro podrá ser. Hacia el final del álbum nos encontramos con un par de lugares comunes de la artista, 'Caught' y 'Third eye', las cuales no están mal pero si carecen de sorpresa. Y el cierre llega con 'Mother', que peca un tanto en el sobre cargo de arreglos. 

Era un disco esperado con ansias, y si bien los adelantos estaban a la altura había que oír el álbum completo para constatar si Florence Welch era capaz de confirmar el nivel alcanzado con sus primeros trabajos o tropezaba (como tantos) en el intento. El resultado ha sido un trabajo maduro, intenso y repleto de grandes canciones. No es un disco plenamente redondo eso si, en ese sentido seguimos esperando su obra maestra, sin embargo, todas las señales apuntan a que esta estaría por llegar. Tiempo al tiempo, por ahora nos quedamos con el mejor disco a la fecha de unas de las figuras femeninas más talentosas del presente.

4.0 // Excelente !

No hay comentarios:

Publicar un comentario