VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

martes, 30 de abril de 2013

The Flaming Lips - The Terror (2013)


En 1999 los Flaming lips editaban un exitoso The soft bulletin, un álbum muy luminoso, alegre, melódico y que entregaba una visión muy particular del pop, un disco que por aquellos años llamó positivamente la atención de muchos y le entregó reconocimiento a la banda. Han pasado 10 años desde aquello y mucha agua ha corrido para la agrupación. Motivaciones artísticas y personales han ido sumergiendo a The flaming lips en ambientes cada vez más oscuros, al punto de en 2009 haber editado un álbum completamente experimental titulado Embryonic, un disco en donde la banda dio rienda suelta a su declarada admiración por Pink Floyd y se lanzó de lleno en la búsqueda de una experiencia por sobre las estructuras tradicionales. Aquel punto de inflexión que significó Embryonic lo vemos confirmado hoy con The terror, un álbum que muestra a The flaming lips más ariscos que nunca con el auditor, acá definitivamente nos olvidamos de las melodías, estrofas y coros para adentrarnos definitivamente en ambientes sombríos, depresivos y cargados de desesperanza.  

Previo a la edición de este nuevo trabajo el mismísimo Wayne Coyne (lider de la banda) nos preparó para lo que se venía. Habló de un disco desolador, inquietante, el más sombrío de su carrera. Cito textual: "lo hacemos porque no tenemos esperanza y porque, creo, estamos aceptando que algunas cosas de la vida no tienen remedio..."  Fuerte ¿no? En su momento probablemente muy pocos se tomaron dichas palabras en serio ya que sonaban exageradamente dramáticas, sin embargo, tras repasar el álbum varias veces creo que las declaraciones vuelven a cobrar sentido. 


Cuesta acá hablar de canciones en particular ya que todo el disco es un continuo que funciona en la misma dirección, podríamos hablar quizás de segmentos, las tres primeras por ejemplo son un verdadero viaje del que cuesta despegarse, viaje que comienza con "Look... the sun is rising", un tema cargado de ruidos y chillidos agudos (suena como una industria en pleno proceso de producción) mientras algunas voces en coro nos invitan a temer del amor. "Be free, a way" está más cargada a los teclados, generando esos ambientes que los Animal collective también han desarrollado y "Try to explain" encuentra la emoción, el primer momento de excelencia de este trabajo, acá se nos habla de cuando las cosas cambian y no vuelven jamás a ser iguales, es un momento fabuloso (de los mejores en la carrera de la banda) en donde además nos queda claro que el asunto (era que no!) está motivado por una ruptura amorosa. Las referencias a la soledad, al desamor son más que evidentes.

Tras 15 minutos bien encaminados de disco aparece "You lust", una pieza de 13 minutos de duración y que tiene un solo objetivo: fastidiar a quien escucha, es casi una invitación descarada a dejar el disco. Se trata de un constante loop en plan "Revolution N°9" de The Beatles que perfectamente podría haber cerrado el disco pero acá aparece en un comienzo de este, casi a modo de desafío,  ¿Un descriterio? No lo creo, yo lo tomaría como una declaración de intenciones. 

La segunda parte del disco retomará el asunto con "The terror" (la canción) y "You're alone", dos piezas susurradas con agudos y que continúan explorando ambientes plagados de ruidos sin sentido armónico alguno. "Butterfly (how long it takes to die)" vuelve a sonar como una canción, se insinúa una estructura y aparecen nuevamente las guitarras (aunque muy encubiertas) , algo parecido ocurrirá con "Always there... in our hearts", aunque a estas alturas en realidad ya cuesta seguir con el disco. El experimento es desesperante y hay que tenerle mucha paciencia, se cierra todo de manera abrupta con "Turning violence" aunque esto ya es una mera anécdota, el efecto deseado ya se ha logrado. 

The terror es un monólogo, un trabajo que durante gran parte de su duración se comunica con si mismo, olvidándose por completo de quien escucha y me parece comprensible que existan quienes no tengan interés en darle minutos de su vida a música que requiera tanta paciencia. Salvo una que otra excepción ("Try to explain", "Butterfly") acá las melodías que enganchan son muy pocas, sin embargo, el disco por lo bajo es interesante, un trabajo que crece con el tiempo, además de contar con momentos muy bien logrados (sobretodo el comienzo del disco). ¿Tocan un muro con esto los Flaming lips? El tiempo dirá si el experimento queda acá o la banda sigue mostrándose inquieta durante sus siguientes pasos. 

3.5 / 5
Muy bueno.




SE AGRADECEN COMO SIEMPRE LAS VISITAS Y NO OLVIDES VALORAR LA CRÍTICA O DEJAR TU COMENTARIO ABAJO...

No hay comentarios:

Publicar un comentario