sábado, 18 de noviembre de 2017

Myrkur: Mareridt (2017)


En 2015 Amalie Brunn, vocalista danesa proveniente del mundo del pop, debutaba en el metal con un álbum muy comentado en su momento, criticado e incluso repudiado por muchos. Ahora, en lo personal, M me pareció un trabajo que pese a sus fallos (la falta de cohesión, por ejemplo), logró entregar un puñado de canciones diversas que cumplían con el objetivo de sembrar un interés respecto al futuro de la vocalista. Y en ese sentido, lo que esta viene a entregarnos dos años más tarde no hace sino ratificar que hicimos bien en mantenernos alertas. Mareridt es un disco más compacto que el debut, que evidencia una linea más coherente en su global y que vuelve a dejar instaladas gratas sensaciones respecto a lo que podría venir de ahora en adelante.

Lo primero que quisiese comentar respecto al álbum es que quienes consideran que Brunn no pertenece por naturaleza al mundo del metal deberían sentirse satisfechos con este, ya que salvo contados momentos donde el disco coquetea con elementos cercanos al black metal (canciones como 'Maneblot' o momentos de la fantástica 'Ulvinde'), gran parte del trabajo dispara hacia otras latitudes, todas muy oscuras por cierto, pero desde perspectivas que distan absolutamente de la música extrema. Nos encontramos así con pasadas que sacan partido al dulce registro de la danesa, como es el caso de 'Mareridt' (la canción), 'De tre piker' o 'Crown', pasajes que encaran un rock más denso, con riffs espesos y repetitivos que regalan murallones de guitarras bastante interesantes, ahí destacan 'The serpent', 'Elleskudt' y 'Funeral' , o piezas instrumentales que abordan sonidos más folclóricos plagados de violines y percusiones, como ocurre en 'Kaetteren'.

Puede que Mareridt marque el distanciamiento definitivo de Myrkur con la música extrema (ojo a los temas extras que la versión limitada regala, que quizás están entregando señales pensando en el futuro), sin embargo, este aspecto honestamente me parece irrelevante en su caso. Más allá del morbo que genera esta situación (una mujer que parece modelo aullando registros cercanos al black), lo interesante respecto al proyecto sigue siendo la diversidad musical que propone, la cual en este caso vuelve a salir bien parada y mientras lo musical sea el centro, creo todo lo demás seguirá pasando a segundo plano.

3.5 // Muy bueno!

Otras reseñas de Myrkur:

No hay comentarios:

Publicar un comentario