VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 11 de diciembre de 2014

Machine Head // Bloodstone & Diamonds // 2014

Adornando al detalle la falta de ideas.

Fueron pocas las bandas que lograron sobrevivir a la caída del tristemente célebre nu metal, siendo Machine head una de ellas. Los liderados por Robb Flynn fueron poco a poco emigrando hacia un metal más duro con tintes thrash y también progresivos, llegando en 2007 a sorprender con el aclamado The blackening, un álbum que claramente marcó un claro antes y después para Machine head tanto a nivel musical como de expectativas. Posteriormente vino Unto the locust (2011), un disco que bajó un tanto las revoluciones, trabajó estructuras más tradicionales e intentó no repetir la fórmula de manera tan evidente, el resultado sin maravillar fue en general satisfactorio.

"No puedo decir que este álbum va a ser como The blackening, siento que esta vez hemos dado un paso adelante..." - afirmaba Flynn a inicios de año, consciente más que nadie de que cada nuevo álbum de Machine head competirá inmediatamente con su obra más reconocida pero insinuando al mismo tiempo de que con Bloodstone & diamonds encontrarían su mejor trabajo a la fecha. En ese sentido no cabe duda de que esta vez la banda se ha aplicado muchísimo en estudio, enfocándose en la entrega de un metal de peso y en un sonido tan violento como técnico, el problema es que en aquella búsqueda me parece que lamentablemente han acabado entregando un álbum demasiado irregular, que tropieza mientras avanza a causa del exceso de material. En ocasiones menos es más, y aquel poder de síntesis que tan bien la banda supo utilizar en sus anteriores trabajos esta vez brilló por su ausencia. Bloodstone and diamonds se extiende por innecesarios setenta minutos, cayendo por ende en una serie de lugares comunes que no hacen más que evidenciar lo que precisamente Flynn deseaba ocultar: la falta de ideas. 

El álbum comienza, por ejemplo, con un combo muy atractivo, "Now we die" durante sus seis minutos equilibra de buena forma técnica con una fuerte dosis de agresividad, le sigue una golpeada "Killers & kings", un gancho directo al mentón que seguro funcionará entre quienes gustan del desenfreno de Machine head, sin embargo, a continuación aparecen diez minutos que se adentran en un sin fin de sonidos bastante utilizados dentro del metal actual, "Ghost will haunt my bones" con sus pausas melódicas o la veloz "Night of long knives", no aportan nada que, por ejemplo, Slipknot no haya incluido en su más reciente álbum. 

Tras el primer tropiezo, el álbum vive un segundo aire gracias a la épica de "Sail into the black", que debe ser el mejor tema del disco, esta da una partida acústica de cuatro minutos para luego ir explotando en sucesivas olas que quizás (nuevamente) se extienden por demasiado tiempo pero que aún así convencen. "Sail into the black" se complementa de buena forma con la brutalidad de "Eye of the dead" y el groove de "Beneath the silt", una que trae a la memoria inevitablemente el sonido de los legendarios de Pantera. El problema es que el disco te engancha para nuevamente soltarte con la llegada de "In comes the flood", otro tema que apuesta por la sorpresa pero acaba cayendo en coros predecibles y recurrentes por lo que no logra su objetivo. De igual manera "Damage inside" no es más que un puente a capella que ve su continuidad en la veloz "Game over", el pasaje eso si nuevamente parece sacado de un álbum de Slipknot

Digamos que entrando en la recta final el disco se interna en un segundo pozo carente de sorpresa, del que ya no volverá a salir. Para el cierre las cosas no mejoran demasiado con la reflexión social de "Imagine cells" ni con la tibia "Take me through the fire"

En el global, Bloodstone and diamonds no impresiona, incluso agota en medida que avanzan sus minutos. Doce canciones de las cuales cinco o seis algo dicen, el resto es relleno fallido. No estamos frente a un mal disco de plano pero claramente "el paso adelante" que Flynn promocionó durante la grabación del álbum la verdad es que prácticamente no se percibe por lo que el trabajo solo confirma la sensación de que el momento más inspirado de la banda ha quedado en el pasado. 


2.5 // Insuficiente


Otras reseñas de Machine Head:

2 comentarios:

  1. Estimado compañero, esta vez no estamos tan de acuerdo como has dicho en mi blog. No veo a Flynn carente de ideas aún pero lo que si noto es todo lo que dices de que el álbum se hace largo, pero poco a poco yo si he ido disfrutándolo, creo que merece tiempo, no se cuanto, quizás lo que cada uno esté dispuesto a darle y ese sea precisamente su principal problema.

    Lo que dices de ciertos aires de Slipknot es verdad y eso si que no lo había notado hasta que lo has mencionado. A pesar de que no comparta tu opinión es una gran crítica y reseña del disco, sigue así, que blogs como los nuestros merecen la pena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no me parece que sea un disco tan complejo como para requerir tanto tiempo para ser disfrutado. Yo le di bastante en todo caso, estuve ¿un mes? escuchándolo seguido, pero mientras más lo oía más problemas que virtudes le encontraba. Para mi si hay falta de ideas, el disco apuesta por ser algo novedoso y brutal, finalmente se queda en algo muy directo pero que, insisto, no sorprende e incluso cansa.

      En fin, como dices, son gustos y opiniones, todas válidas. Al final las valoraciones dependen de lo que cada cual busque en un disco. Saludos y muchas gracias por los comentarios!

      Eliminar