lunes, 9 de diciembre de 2019

Lindemann : F&M (2019)

“Predecible y prescindible...”

Cuatro años atrás comentaba por acá que el principal problema del disco debut del proyecto Lindemann fue la carencia de identidad. Dicho en simple: esto sonaba a un Rammstein descafeinado, lo cual es bastante decir considerando lo decepcionante que resultó la última entrega de los alemanes. Esta sensación no desaparece con este nuevo F&M, e incluso más: hasta sonaron mejor en el debut. 

Y es que este nuevo álbum es tan descaradamente sencillo que no da para demasiado análisis. Desde la partida a cargo de ‘Steh auf’ queda claro por donde irán los tiros: estructuras simples, estrofas vacías que desembocarán en coros cargados de guitarras. Ahí algunas cosas funcionarán, cada cual encontrará sus favoritas y otras (no pocas) definitivamente nos llevarán a mirar el botón “adelantar” con frecuencia. En lo personal he disfrutado con la energía de ‘Steh auf’ + ‘Ich weib es nicht’, con la estructura de ‘Knebel’, con tras dos estrofas en acústico explota para acabar de manera muy melódica, y la curiosidad electrónica que es ‘Mathematik’, del resto poco y nada que decir, que la revisión rock de ‘Ach so gern’ (que viene como bonus en la versión de lujo) me ha dejado más que la versión marcial contenida en el disco y que me ha faltado (quien lo diría) algo más del ambiente juguetón y los teclados que contenía el debut Skills in pills

Entiendo que tanto Till Lindemann como Peter Tagtgren se están pasando un buen rato con este proyecto y que demasiado en serio no se lo han tomado, sin embargo, esta vez se ha notado demasiado la ligereza del asunto, al punto de aburrir descaradamente durante gran parte de su duración.  

4/ 10
Malo


Otras reseñas de Lindemann:

No hay comentarios:

Publicar un comentario