VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 16 de junio de 2016

M83 // Junk // 2016

Escapando de la fama.

Tras el repentino éxito de Hurry up, We're dreaming (otro de los buenos discos que nos ha dejado esta década), Anthony González (líder de M83) la vio complicada, y es que la presión frente a este nuevo álbum era novedad: la banda de pronto debía estar a determinada altura y competir con el reconocimiento obtenido en estos años. La sensación, sin embargo, tras escuchar bastante este Junk es que el compositor ha querido escapar de dichas expectativas y para ello ha decidido mirar hacia el pasado y toda aquella música que lo ha influenciado, una vuelta a sus raíces por así decirlo. 

Nos encontramos así con un disco que no mira hacia adelante y que, en palabras del propio Gonzalez: "busca liberar a M83 del sonido grandilocuente de Hurry up... para abordar algo más ligero y melancólico, divertido pero donde primaran las emociones".  Detienen entonces la máquinas y se lanzan sobre un sonido un tanto más reposado, cargado de una onda retro que a ratos conquista pero en otros (sobretodo durante su segunda mitad) tiende a agotar. 

Las primeras cinco, por ejemplo, son una pasada que no tiene desperdicio y pese a que, a excepción de la explosión en guitarras de 'Go!', se extraña algo de dinámica, en lo suyo el disco cumple con creces. Los medios tiempos 'Walking blues' y 'Babi the dog' te trasladan inevitablemente a los años ochenta, mientras que 'Moon crystal' es un notable homenaje instrumental al gran Barry White. Lamentablemente, entrando al nudo el disco comienza poco a poco a entramparse en baladas que resultan difíciles de seguir, 'For the kidz' + 'Solitude' + 'The wizard' es una seguidilla bastante aburrida y ciertamente el asunto no volverá a despegar desde entonces. Si alguien osa continar con el disco probablemente encuentre cosas atractivas en 'Road blaster' o 'Time wind' (una donde colabora el gran Beck), pero estas pesan poco en medio de un conjunto de gustos personales que Gonzalez se ha dado y que parecen estar dispuestos a exasperar a quien escucha.

Tras un éxitoso álbum, M83 ha optado por un camino más íntimo y que se aleja bastante de lo que habríamos esperado de ellos en un siguiente trabajo. La jugada parece ser intencionada, sin embargo, exaspera y si bien comienza convenciendo a poco andar se desinfla entre baladas y medios tiempos eternos. Una lástima, si lo que buscaban era bajar el nivel de nuestras expectativas, bueno, claramente ahí han triunfado.

2.5 // Nada especial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada