VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

martes, 7 de octubre de 2014

Lenny Kravitz // Strut // 2014

Oferta digna.

Vamos a ser claros desde un comienzo: olvídense de Let love rules, Mama said o Are you gonna go my way. Olvídenlo, ese Lenny Kravitz está bajo tierra desde hace mucho y perdón eh?, pero no va a volver. Lo de hoy es un remedo de aquello, un hombre al que (como a cualquier mortal) se le acabó la pólvora hace rato y sobrevive con lo que le queda: el cuero y cierto prestigio.

Hecho el alcance, hablemos de Strut, el décimo álbum del norteamericano Lenny Kravitz. ¿Con qué nos encontramos esta vez? Con lo que, me parece, es lo mejor que Lenny puede darnos al día de hoy: un atractivo álbum de pop que mete guitarras de vez en cuando, también realiza uno que otro guiño a sus inicios e invita constantemente al baile. Como decía, algo de guitarras, un poco de funk, coros que enganchan y un puñado de canciones con las que no cuesta pasarse un buen rato. Strut es un álbum muy físico, tanto en su sonido como en líricas, y es que si no te mueve el "Sex! sex! sex!" con que abre el álbum, es que no corre sangre por tus venas. El asunto divierte desde un comienzo, lo cual se ve complementado de buena forma por el ritmo que proponen "The chamber" y "Dirty white boots". Ahora, con "New york city" y "The pleasure and the pain" el álbum subirá un peldaño y encontrará su mejor momento , ahí aparecerá un poco más el Lenny de las raíces y encajará un buen par de golpes, sobretodo con los seis minutos de la primera, que goza de un exquisito bajo que marca el tiempo en todo momento, un coro a varias voces impecable y una sensible letra dedicada a su ciudad natal ("She's my heart, I love New York City. She's lived and died so many times... ")

Lo escucharemos más desgarrado en la interpretación del rock de "Strut" (la canción) , en "She's a beast" toma la guitarra acústica y se carga a la balada country y bueno, a partir de ahí el tipo se queda sin gasolina por lo que el álbum se apaga tres o cuatro temas antes de su verdadero cierre. Ahora, con todo, me parece que durante su primera mitad el disco logra entregar un componente de frescura que a estas alturas basta y sobra. Lenny Kravitz sin maravillar al menos mejora la oferta, supera lo que venía realizando y regala algunos momentos de lucidez. 

3 / 5
Bueno, cumple. 


3 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo, yo era uno de los que espera en cada disco que Lenny levante y este es mas digno de su leyenda que los últimos flojos intentos... por lo menos acá la pega con al onda y con la música entradora e incluso con el sonido mas funk y rockero por momentos... salu2...

    ResponderEliminar
  2. Soy híper mega fan de Lenny Kravitz, no puedo no disfrutar cada álbum que lanza, pero después de "5" sentí un gran bajón en su creatividad, sentía que sus siguientes álbumes (Lenny, Baptism, It Is Time for a Love Revolution y Black and White America) eran plagios de sí mismo, y a pesar de no ser álbumes malos, simplemente no terminaban por cuajar, se sentían como singles que se metían en cada álbum, y no como un concepto.

    Algo que amo de este disco, es que es más fluido, es un álbum que tiene un concepto muy bien definido y es el funk (y toques de góspel) sí, es cierto, es algo descafeinado, pero es un álbum que se puede disfrutar por las mañanas mientras te preparas para salir al trabajo/escuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edgar, y estoy contigo, este álbum tiene una linea bastante definida y con eso nos ha bastado a muchos.
      Saludos!

      Eliminar