VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

lunes, 13 de octubre de 2014

Alt-J // This is All Yours // 2014

Desafío no logrado. 

Tras un aclamado An awesome wave, ganador del Mercury Prize y motivo de un sin fin de comparaciones en donde lo más suavecito que se dijo de ellos fue que eran los nuevos Radiohead (¿alguien podría ser tan amable de explicarme el porque?), los ingleses de Alt-J la tenían complicada para su segundo disco. Es difícil debutar así de bien y vivir para contarlo. Pero acá están (con un integrante menos eso si) dispuestos a demostrarle al mundo que lo suyo no fue mera fortuna de principiantes. Y mirándolo así es probable que lo más simple para la banda habría sido entregar un clon del debut, otro álbum de exquisitas percusiones, suaves guitarras y que sacase provecho a buenos juegos vocales, sin embargo, para sorpresa de muchos, los Alt-J han intentado con This is all yours ir aún más allá con la experimentación entregando un disco más complejo, muy diverso en relación al debut, pero lamentablemente mucho menos logrado.

El problema con This is all yours es la irregularidad, porque acá hay material de primera que da para taparlos a elogios pero de igual forma existen momentos que no hay por donde agarrar. El disco abre, por ejemplo, de gran manera con "Intro", juegos vocales (a esta altura marca de la casa) que acaban explotando entre baterías y cuerdas, una buena partida que contrata por completo con "Arribal in Nara", una melancólica y bella melodía en piano que tras cinco tediosos minutos terminan yendo hacia ningún lugar. Todo mejora eso si con "Nara", la cual es más explosiva y musicalmente exquisita, también funcionan las guitarras en formato banda rock de "Every other freckle" seguida de "Left hand free", lo interesante de estas dos últimas es que muestran una faceta más cruda de Alt-J, algo que hasta acá no conocíamos. Ahora, cuando creíamos que lo de "Arribal in Nara" había sido solo una perdonable partida en falso suenan "Garden of England" y "Choise kingdom", y la nada se vuelve a apoderar del álbum. Momento fatal ya que llegamos al nudo del disco completamente fríos, mirando el techo. 

La segunda parte del álbum se internará en un pozo más lúgubre aún. Abre con "Hunger of the pine", un buen tema en plan creciente que además cuenta con un curioso pero acertado sampleo de un tema de Miley Cyrus, y si bien las explosiones corales de "The gospel of John Hurt" funcionan, el clima del álbum a estas alturas se vuelve demasiado espeso como para poder disfrutarlo. Tres baladas suenan acá, todas se entorpecen entre si. La primera y en plan folk es "Warm foothill", luego aparece una desnuda "Pusher" y finalmente las baterías electrónicas de "Bloodflood Pt.II". A estas alturas, llegar a los dos (intrascendentes) minutos finales de "Leaving Nara" es todo un desafío, digamos, el que detuvo el disco antes la verdad es que no se perdió de mucho. 

Cincuenta excesivos minutos de música de parte de una banda que se propuso para esta segunda entrega no repetir el plato del debut (noble tarea, hay que decirlo) pero que en la búsqueda de aquel objetivo acabó olvidándose de quien escucha, entregando un producto a ratos exasperante. This is all yours contiene cuatro o cinco momentos destacados, que fluyen con naturalidad y dan muestra de que talento hay, sin embargo el resto es un sonido demasiado sobrecargado y espeso. Quien forzosamente desea sonar interesante acaba aburriendo ¿O no? Acá la falta de fluidez se hace evidente. 

2.5 / 5
Irregular


No hay comentarios:

Publicar un comentario