VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 9 de octubre de 2014

Prince.

Un par de alcances frente a su regreso.

La salida del nuevo álbum de Prince coloca nuevamente sobre la mesa al artista y su legado (probablemente mayor de lo que muchos creen). ¿Sobre o sub valorado? Eso queda a juicio de cada cual. Y es que no hay medias tintas con él. Están quienes afirman (y con justa razón) que ha sido él mismo, de la mano de sus evidentes excesos, quien ha cavado su propia tumba. Estamos también quienes consideramos que pese a su torpe e inmenso ego, Prince sigue siendo un creador único en su especie. 

El tipo es un genio, dueño desde siempre de un talento desbocado, de una fertilidad creativa que no tiene precedentes en la historia y de una calidad interpretativa con sello propio. Dicho en simple: hay miles de estudiantes de guitarra que tocan mejor que Prince, sin embargo, nadie toca como él. Son muy pocos los que en el planeta son capaces de tomar una guitarra y transmitir lo que él transmite. Es algo que está por sobre si te gusta o no su música. 

Para muestra, un botón...


¿Sus pecados? ¡Muchos! Creerse más grande de lo que ya es, su escaso poder de síntesis (en sus discos siempre sobran canciones y minutos), la edición de álbumes dobles, triples, quíntuples incluso, el fanatismo religioso al que se convirtió durante esta última década, su pelea con internet, la cual ha provocado que hoy encontrar su música en YouTube o Torrent sea tarea prácticamente imposible. Todo esto (y más) es lo que probablemente ha colaborado en que su figura sea casi desconocida para las nuevas generaciones. Sin embargo, estamos acá, en esta ínfima y humilde esquina,  precisamente para reivindicar a todos quienes han hecho de nuestro planeta un lugar mejor donde poder vivir. Prince está entre aquellos. 

Para muestra, otro botón...

4 comentarios:

  1. Hay mucho de verdad en tu exposición. Casi la podría firmar yo....pero a mi me puede mi pasión por Prince. Se que es un caos, pero no me importa. Asumo que su ego es de proporciones dinosauricas, pero me da igual. Tengo claro que la irregularidad de su obra muchas veces no le hace justicia a su permanente genialidad, pero me da igual. Para mi es un semi-dios. Le sigo desde hace 24 años y aun a pesar de los altibajos, se mantiene como uno de mis cuatro o cinco musicos de cabecera.

    En mi blog puedes encontrar bastantes entradas sobre el genio por si te pica la curiosidad. Entre ellas dos disecciones de sus dos ultimos albumes.

    Pop Life!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La grandeza de Prince radica precisamente en eso. El tipo ha hecho lo imposible por auto sabotear su legado... y ahí está, sigue siendo enorme. Así de talentoso es.

      Saludos!
      Esteban

      Eliminar
  2. coincido en todo... en su autoboicot y en su genio... y hasta en el fanatismo de Mansión por su figura y su música... espero tus reseñas de ambos discos...

    Pop life

    salu2

    ResponderEliminar
  3. Comento los doa poast este y previo.. Lenny un buen disco en lo que se espera de el un par de comerciales canciones muy chulas, un par de ropckanroles y un balada. Pero alguién puede esperar o exigir más a el cuando desde hace décadas no saca un disco redondo redondo. Un buen disco no entiendo los palos que se le han dado.
    Prince es arina de otro costal Fan del Principe hasta la saciedad me quedo frio muy frio con lo nuevo. Para que engañarme cada disco de Prince desde hace ... uff no me acuerdo espero destellos de grandeza y cada nueva obra me quedo con las ganas. A este si le exijo mucho y puede hcaerlo

    ResponderEliminar