VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Bjork - Biophilia (2011)

Bjork
Biophilia
2011

Es cierto que nunca un disco de Bjork ha sido sencillo, quizás Debut (1993) y Post (1995) fueron lo más comercial en la carrera de la artista pero ya a partir de Homogenic en 1997 (su mejor trabajo además) la islandesa comenzó a mostrarse cada vez más arisca a las estructuras y arreglos instrumentales tradicionales. Sin embargo, pese a la búsqueda poco convencional de sonidos siempre los discos de Bjork mantuvieron un especial tino a la hora de trabajar melodías que conectasen con la audiencia, acompañamientos que aportaban a su trabajo, asunto que esta vez con Biophilia no se da. Ni por si acaso.

Ahora, si fuese solamente que Biophilia carece de melodías atractivas no sería nada pero acá el drama no se queda ahí, estamos frente a un trabajo que no se sostiene bajo ninguna perspectiva. Monótono, opaco, aburrido, casi como un capricho pedante de una artista que dialoga consigo misma todo el tiempo. Lo de Bjork acá es realmente preocupante al punto de desconfiar de sus capacidades. Porque su anterior trabajo es de 2007 (Volta, que tampoco dejó felices a todos pero al menos tenía sus momentos), es decir, tuvo casi 5 años para preparar y entregarnos estas 10 "canciones" que definitivamente no van hacia ningún lado, que pretenden experimentar pero que no son más que el exceso de un artista que al parecer ya no tiene ningún interés por acercarse a quien escucha. Es que de eso se trata el arte, de una entrega personal - dirán algunos. Ok! Y estoy de acuerdo,  pero acá a la mujer se le fue la mano, se le arrancó el ego por completo. Biophilia exaspera, agota, incluso altera. 

Hay tres piezas dentro de este trabajo que me parece insinúan talento, me refiero a "Crystalline" , "Mutual core" y "Cosmogony" (y digo insinúan, porque de todas maneras hay que tenerles paciencia) , tres momentos en donde aparece la Bjork con chispa, que logra dar con una melodía que conecta. Sin embargo, el resto del álbum es terrible. Lleno de capas de voces que se repiten una y otra vez, como es el caso de "Moon" , "Thunderbolt" o "Virus", las cuales si durasen un poco menos o incluyesen alguna instrumentación interesante quizás no molestarían tanto pero son tan reiterativas que más de 5 minutos por cada una se transforman en un absoluto despropósito. Ahora donde definitivamente no hay nada que hacer es con "Dark matter", "Hollow", "Solstice" o "Sacrifice " las cuales son solo ruido.

No me voy a referir en este comentario a las aplicaciones con las que viene el disco y que suponen ser vanguardia tecnológia, este blog habla de música y ahí, con todo lo que adoro a Bjork, con el dolor de mi alma tengo que admitir que no hay vuelta que darle. No estamos frente a uno de esos discos que "necesitan tiempo" para funcionar, cuando el talento no está no se puede inventar y en el caso de la islandesa tal parece que el asunto va completamente a la baja. 

1.5 / 5
Terrible





No hay comentarios:

Publicar un comentario