VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

lunes, 7 de mayo de 2018

Javiera Mena: Espejo (2018)

"Continuismo que decepciona..."

Nunca ha sido Javiera Mena una gran vocalista ni tampoco ha destacado por sus letras. Es más, digamos las cosas como son: la mujer no canta bien y sus letras son entre básicas y torpes. Sin embargo, Otra era (2014) fue un buen álbum o al menos uno de los interesantes discos chilenos que habremos oído durante esta década. La razón es simple: las canciones estaban, su frescura funcionaba y aquello, lo único realmente importante en esto al final del día, fue capaz de superar cualquier juicio o prejuicio existente frente a la chilena. Aquel pequeño gran detalle es el que precisamente se extraña en Espejo, el regreso de Javiera Mena a las pistas de baile tras cuatro extensos años de silencio. 

La fórmula se repite, tanto en lo estético, sonoro como en cuanto a temáticas (declaraciones de amor van y vienen nuevamente) pero las canciones esta vez no han estado a la altura por lo que nos hemos quedado con las ganas de pasar un buen rato junto a ella. 

El disco comienza bien con 'Dentro de ti', un medio tiempo que invita a colocar la búsqueda interior por sobre viajes y frivolidades varias, pero ya con 'Espejo' (la canción) el asunto empieza a decaer, ya que tras un comienzo pausado el manual indica que deberían a continuar subir las pulsaciones pero aquello no ocurre, 'Espejo' no tiene fuerza suficiente y se diluye mientras transcurre. Más adelante el álbum se debatirá entre asuntos en exceso melosos como 'Cerca de ti' o' Alma', y algunas cosas que intentan entregar dinámica al trabajo pero fallan rotundamente a causa de su falta de magia, ahí la participación de Li Saumet (de Bomba Estereo) en 'Intuición' efectivamente entrega sabor al álbum (sabor que Javiera no logra sostener en sus intervenciones) mientras que el puente/coro de 'Todas aquí' también tiene lo suyo pero esto es muy poco frente a un conjunto de minutos que jamás convencen. 

Lejos de sostener por tanto el nivel conseguido años atrás, Espejo sucumbe frente a la responsabilidad. Se extraña la frescura, y la sensación que nos queda es que fueron demasiados años de espera para tan poco.

2.0 // Malo

Otra reseñas de Javiera Mena:

No hay comentarios:

Publicar un comentario