lunes, 23 de abril de 2018

Jack White : Bourding House Reach (2018)

"Pomposo, empalagoso y adjetivos por el estilo..."

Uno de los prolíficos de este comienzo de siglo está de regreso. Jack White, un inquieto por naturaleza, y que de la mano de diversos notables proyectos se ganó un espacio de respeto en el mundo del rock y las guitarras, vuelve bajo la idea de consagrar su carrera en solitario, la cual debutó en 2012 con un más que correcto Blunderbuss pero quemó sus naves un par de años más tarde con Lazaretto, un disco que sin estar mal dejó instalada la sensación de que en aquella dirección el compositor comenzaba a repetirse una y otra vez. Se olía por tanto en el ambiente la llegada de un álbum como Bourding house reach, un disco desafiante y de ruptura, un trabajo en donde percibimos a un White completamente desatado, para bien, para mal y para muy mal.

Cual caballo desbocado, durante estos poco más de cuarenta minutos nos encontramos con un cantautor que ha pretendido dar rienda suelta a su creatividad + influencias y digámoslo, mal no comienza. 'Connected by love', con sus teclados y contagioso coro logra engancharnos y dejarnos atentos a 'Why walk a dog?', una que baja las revoluciones pero que de todas maneras cuenta con cierto sabor que convence. Sin embargo, desde acá se sucederán una serie de temas poco claros, con momentos instrumentales que no van hacia ningún lado y que por largos momentos dan muestras de un artista que en esta ocasión no ha hecho más que mirarse el ombligo. Para muestra, los diez minutos de 'Corporation' + 'Abulia and Akrasia' + 'Hypermisophoniac', una pasada tan pretenciosa como, digámoslo, aburrida. Y de 'Ice station zebra' mejor ni hablemos, terrible. De hecho, cuando White hace lo que mejor sabe hacer (tomar la guitarra y hacer ruido) en 'Over and over and over' no hace sino demostrarnos que fuera de ahí quizás no debería volver a intentar salir...

La segunda parte del álbum continúa moviéndose entre experimentaciones dispuestas a agotar la paciencia de cualquiera y temas sin trascendencia como 'What's donde is done' o 'Humoresque', cerrando así un disco quizás necesario para Jack White pero definitivamente prescindible para el resto de los mortales.

2.0 // Malo!

Otras reseñas de Jack White:

No hay comentarios:

Publicar un comentario