VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

lunes, 28 de septiembre de 2015

David Gilmour // Rattle That Lock // 2015


El éxito obtenido por el precioso On an island en 2006 entregó un nuevo aire a David Gilmour y de paso la oportunidad de recorrer parte importante del mundo promocionando dicho álbum, dejando de hecho registro oficial en dos oportunidades (acá y acá). Posteriormente, la lamentable partida de Richard Wright lo motivó a resucitar a Pink Floyd y bueno, no ha pasado demasiado y ya tenemos al genio inglés de regreso con Rattle that lock, que en estricto rigor corresponde a su cuarto álbum completamente solitario.

No lo voy a negar, quisiese comenzar a escribir desde ahora solo elogios frente a lo que Gilmour nos ha entregado en su nuevo disco, el cual intenta repetir la experiencia de On an island, nuevamente con Phil Manzanera en la producción, Polly Samson (su mujer) en las letras o Crosby + Nash colaborando en alguna canción, el problema es que esta vez al guitarrista el sorbo le ha quedado muy espeso, regalándonos un álbum que seguramente será bien recibido entre quienes siguen al inglés pero muchos más allá de aquel radio no llegará. 

Hay piezas preciosas en Rattle that lock, aquello es innegable. La introducción a cargo de '5 a.m' y el cierre con 'And then...' , por ejemplo, son dos momentos que se mueven en la linea clásica del autor, imponiendo su guitarra sobre ambientes melancólicos y emocionando hasta los huesos. Se agradecen también las pasadas un tanto más alegres que lo habitual, presentes en el excelente single 'Rattle that lock' (la canción) o 'Today', que inevitablemente nos recuerda los tiempos del Pink floyd en plena era Division bell. Otra en donde Gilmour hace lo que mejor sabe hacer es 'In any tongue', oscura e intensa, sin embargo, con el resto ha caído en excesos difíciles de llevar, la pasada por 'Faces of stone/A boat lies waiting/Dancing right in front of me' redunda bastante sobre lo mismo y se transforma en un verdadero pozo dentro del disco, de igual forma el coqueteo con el jazz que se vive en 'The girl in the yellow dress' agota, dejándonos así un disco de gratos momentos, bien interpretado pero al mismo tiempo desequilibrado. 

Rattle that lock entrega una fuerte dosis de David Gilmour en su esencia y completamente a gusto, no por nada el guitarrista está interpretando prácticamente la totalidad del álbum en su recién iniciada gira de promoción. En ese sentido el disco cumple pero jamás se logra encumbrar como corresponde, quedando inevitablemente bajo la sombra de su antecesor, donde si pudimos percibir a un autor bastante más inspirado que en esta ocasión. 

3.0 // Bueno, cumple. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario