VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 22 de enero de 2015

Marduk // Frontschwein // 2015

Donde siempre, entre la batalla y el infierno. 

Los suecos de Marduk estuvieron entre aquellos que durante los años 90's ayudaron a construir lo que hoy conocemos como black metal, los tipos son parte de la historia del género ( como olvidar el "Fuck me Jesus" y su mítica portada ) y desde sus inicios se propusieron ser la banda sonora del mismísimo infierno. El tema es que bastante agua ha pasado bajo el puente durante estas dos décadas, tanto en el mundo del metal como en el de los propios Marduk, hoy los disfraces y el satanismo son una caricatura más que otra cosa, sin embargo y pese a todo, la banda ha permanecido disco a disco fiel a un estilo que tal parece han decidido jamás abandonar.  

Lo de Frontschwein entonces oscila entre las temáticas que Marduk viene tocando desde hace un tiempo largo: el satanismo, el anticlericalismo y la guerra.  La sola portada da claras señales de que la cosa va por donde siempre y musicalmente el asunto también sigue ahí, en la velocidad y la entrega desatada al blast beat que de vez en cuando es amenizada por una que otra canción que saca el pie del acelerador para poder respirar un poco. Y no hay más, esto es Marduk, insisto, para bien y para mal. 

Hablando de las canciones, "The blond beast" es una de las que más he disfrutado gracias a sus envolventes guitarras y por ser una de las pocas que escapa al predecible sonido de Marduk, también me ha gustado mucho "Wartheland", una donde Mortuus vomita exclamaciones de gran forma y dentro de los temas veloces me parece que se viven puntos altos con "Afrika" y casi en el cierre con "Thousand-fold death", que es brutalidad pura. Lamentablemente el resto no escapa demasiado del libreto tradicional de la banda por lo que el disco, salvo en los temas mencionados más un par más que se me habrán escapado, tiende hacia la monotonía.

Tres años atrás Murduk nos entregó Serpent sermon, un álbum que si bien funcionaba en la misma linea que este Frontschwein, logró en ese entonces sonar muchísimo más diverso, oscuro e interesante. Esta vez la banda nos ha regalado un trabajo que pretende ser más violento pero en aquella búsqueda ha caído excesivamente en lo convencional. Con todo, estamos frente a un digno disco de black metal.

3.0 // Bueno, cumple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada