VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 25 de octubre de 2017

The Horrors: V (2017)


Tras diez años de existencia podríamos perfectamente afirmar que la trayectoria de The horrors ha resultado fascinante. Y es que hablamos de una banda que definitivamente debería gozar de mayor crédito y popularidad. Lo intentaron por cierto, tres años atrás con la salida de Luminous, un álbum que marcó diferencias en relación a lo realizado en Primary colours (2009) o Skying (2011), dos discos centrados en ambientes densos, ruidosos y oscuros, a diferencia de lo trabajado en 2014, que apuntó a un sonido más limpio y dinámico, con canciones en general fáciles de recordar. No voy a negar acá mi adicción por Luminous, un trabajo que al día de hoy continúo disfrutando como un niño, sin embargo, me resulta comprensible el paso que han dado con V, su más reciente disco, uno que pretende recular hacia donde habían quedado las cosas en 2011...

En ese sentido, el quinto álbum de The horrors congenia nuevamente con un sonido de difícil digestión, que no regala concesiones al auditor pero que, a diferencia de lo realizado en cualquiera de sus primeros discos, posee el mérito de no entramparse con el paso de sus minutos. La sensación que desprende V por tanto es la de ser un disco trabajado al detalle, donde cada canción es un mundo propio pero que logra conectar de alguna manera (siempre grata) con el resto del conjunto. Dicho en simple: el disco es denso pero no cansa. 

Entre sintetizadores abre 'Hologram' (con un galope que por segundos me ha recordado el clásico 'Army of me' de Bjork) y de inmediato las armas se muestran: teclados, ambientes envolventes y guitarras muy sutiles que recién en el minuto final comenzarán a generar estridencia. Partida notable, hay que decirlo. Le sigue la exquisita elegancia de 'Press enter to exit', una donde si podemos reconocer un coro pero donde la banda saca credenciales con dos valientes minutos finales que rozan el exceso para posteriormente golpear la mesa con la maquinal y contundente 'Machine', uno de los singles más fascinantes que habremos oído en este 2017 sin lugar a dudas...

De acá en adelante el disco deambulará entre paisajes diversos, por lo general pesados pero que darán muestras del momento particularmente brillante que viven los liderados por Faris Badwan. La introspección que proponen 'Ghost' + 'It's a good life' o la espesura de 'Weighd down' se contrapondrán a la buena vibra que desprenderán piezas cargadas al pop tales como 'Point of no reply' o la excelente 'Something to remember me by' (con seguridad el tema más contagioso del disco y que curiosamente lo han dejado como cierre de este, toda una curiosidad que descoloca por completo), mientras que en 'Gathering' abordaran la única balada acústica del disco o en 'World below' abrazarán nuevamente un sonido sucio y mecánico. Lo dicho, el trabajo apunta hacia distintas aristas del sonido Horrors pero siempre se manera cohesionada y con sentido sonoro.

En definitiva, entre electrónica y guitarras The horrors han entregado en V un buen compendio de lo que mejor saben hacer, equilibrando estilo y excesos bien llevados con una madurez notable. Entregan así un disco que no cuenta (fuera de una o dos canciones) con singles particularmente llamativos pero consigue el efecto de jamás agotar. Como sea, el resultado es brillante. Se han anotado (una vez más, como en 2011 y 2014) uno de los mejores discos que oiremos en el año.

4.0 // Excelente ! 

Otras reseñas de The horrors:

No hay comentarios:

Publicar un comentario