VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 8 de mayo de 2014

The Pains Of Being Pure At Heart // Days Of Abandon // 2014

A medio camino 

El segundo disco de The pains of being pure at heart (Belong, 2009) estuvo bien. Pop desarrollado bajo esas sucias guitarras propias del shoegaze y canciones en general bastante amenas, sin embargo, el giro era obligado, el sonido era pesado por lo que otro álbum en esa dirección agotaría de inmediato. Así lo ha entendido la banda por lo que para su tercer trabajo han decidido limpiar los arreglos lanzándose de lleno en busca de un pop más ligero y que requiera menos trabajo disfrutar. De hecho, los primeros minutos de música son una absoluta declaración de principios: la idea es alejarse cuanto sea posible de lo que fue Belong.

No es coincidencia que el álbum abra con los dos minutos acústicos de "Art smock", los cuales se enlazan rapidamente con "Simple and sure" y "Kelly" , ambas muy armónicas, contagiosas, alegres y con un reconocible perfume a The Smiths. Lo mejor del álbum se encuentra ahí, en las tres primeras, básicamente gracias a que el golpe inicial sorprende. Posteriormente llegará la primera pausa con "Beautiful you" y "Coral gold", dos bonitas baladas pero que desde ya comienzan a mostrar por donde el álbum falla: el sonido es demasiado inofensivo. En el afán de entregar algo menos denso a la banda se le fue la mano y ha finalizado firmando un trabajo excesivamente liviano, que más allá de la canción simpática no presenta nada interesante ni particularmente atractivo. De esta forma, la segunda parte del álbum se compone por cuatro muy similares, "Eurodyce" , "Masokissed" , "Until the sun explodes" y "Life after life" (todas nuevamente muy alegres) y el cierre en plan balada que es "The asp in my chest", todo muy ameno pero con poco que invite a volver a dar play al disco.  

Days of abandon representa en inicio un giro refrescante en la carrera de The pains of being pure at heart, el problema es que tan pronto comienza muestra todas sus cartas, por lo que el álbum se queda sólo en las buenas intenciones, se vuelve predecible, liviano y de paso, olvidable. Puede que estemos frente a un disco de transición para la banda, aquello lo veremos con el tiempo, por el momento lo único claro es que la agrupación sigue en el limbo, en tierra de nadie y sin direcciones completamente claras. 

2.5 / 5
Discreto


1 comentario: