VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

viernes, 27 de enero de 2017

Joaquín Sabina : Lo Niego Todo (Adelanto)

El genio lo sabe mejor que nosotros: su carrera viene a tumbos desde hace un buen tiempo. Ya sea por problemas de salud o mera falta de inspiración, su último gran disco data de 1999 (si, repito: 1999). Hablo por supuesto del 19 días y 500 noches, para muchos su mejor trabajo pero no para mi. ¿Y a partir de entonces? Algunas canciones (pero no discos) en Dímelo en la calle (2002) + Alivio de luto (2005), un aburridísimo Vinagre y rosas (2009) seguido de una serie de giras nostálgicas junto a Serrat, con un olor a naftalina que en lo personal se me volvió insoportable de seguir. 

El caso es que vuelve, y lo hace muy bien. En sus palabras: "a riesgo de aburrir a la gente, esta vez quiero escribir y cantar acerca de mis 68 años". Y así ha hecho, lo cual nos encanta. Para quienes siguen a Sabina, 'Lo niego todo' podría entenderse como la tercera parte de una trilogía iniciada en 1996 por 'Tan joven y tan viejo' y continuada unos años más tarde con 'A mis cuarenta y diez'. 

Vuelve entonces incorrecto, hablando de sus polvos y fracasos con 'Lo niego todo', desmitificando con su figura o jugando un poco con todo aquello que se dice de él. El caso es que adelanta de muy buena forma su próximo álbum, el cual esperaremos atentamente. Será entonces, hasta unas semanas más.

"Ni ángel con alas negras, ni profeta del vicio. 
Ni héroe en las barricadas, ni okupa, ni esquirol.
Ni rey de los suburbios, ni flor del precipicio.
Ni cantante de orquestas, ni el Dylan español...

Ni el abajo firmante, ni vendedor de humo.
Ni juglar de asfalto, ni rojo de salón.
Ni escondo la pasión, ni la perfumo.
Ni he quemado mis naves, ni sé pedir perdón...

Lo niego todo. Aquellos polvos y estos lodos.
Lo niego todo, incluyo la verdad.
La leyenda del suicida y la del bala perdida.
La del santo beodo, si me cuentas mi vida... Lo niego todo. 

El tiburón de Hacienda, confiscador de bienes,
me ha cerrado la tienda, me ha robado el mes de abril.
Si es para hacerme daño sé lo que me conviene.
He defraudado a todos, empezando por mi...

Ni soy un libro abierto ni quien tu te imaginas.
Lloro con las más cursis películas de amor.
Me echaron de los bares que usaba en la oficina,
y una venus latina me dio la extremaunción.

Lo niego todo..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario