VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

sábado, 3 de febrero de 2018

Fito Paez : La Ciudad Liberada (2017)

Un acto de coraje .

Diez años, diez discos. Así de productivo estuvo el asunto para Fito Páez entre 2005 y 2015, aunque claro, cantidad no siempre es calidad (menos tras tantos años de carrera) por lo que nobleza obliga a reconocer el que haciendo el suma y resta no es demasiado lo que nos ha dejado esta etapa final del argentino. Sin embargo, a los grandes no hay que jamás darlos por muertos mira que en cualquier momento sacan un gancho y vuelven a impactar, y eso es La ciudad liberada, el vigésimo álbum en la carrera de Fito Páez y con seguridad uno de los más interesantes que ha entregado en largo tiempo.

La ciudad liberada es un riesgo por donde se mire. Un acto de valentía. Desde su desafiante portada, pasando por su diverso contenido y extensión. Son 18 canciones lo cual desde suena a descaro y habla de un tipo que, para bien y para mal, no cuenta con medios de contención frente a su obra, aunque en esta ocasión hay que darle el mérito ya que, pese a uno que otro ripio, en general ha acertado regalándonos de paso varias de las canciones más brillantes y desatadas que ha compuesto en al menos veinte años.

Pero hablemos de las canciones, ya que ahí tenemos de todo, lo cual evidencia la intención por parte de Páez de no enmarcarse en un solo registro ni tono. Es así como conviven en la partida del álbum los alegatos feministas color fresa de 'Aleluya al sol' (para mi, la más débil y forzada de todo el disco) con los ambientes oníricos de 'Wo wo wo', el romanticismo de la absolutamente genial 'Tu vida mi vida' (con claro perfume a Charly García en sus teclados) y una pasada más cruda en la política 'Islamabad' ("Lo más fuerte es resistir el máximo dolor..."), primera invitación a las guitarras y al rock que realiza el registro. De acá en adelante el disco continuará danzando sobre la diversidad, con mucho tino en la alegre y acústica 'Bohemia internacional', en la fantástica y explosiva 'La ciudad liberada' (la canción), en la fenomenalmente arreglada 'Soltá' (una canción menor en este disco pero que en sus detalles contiene magia) o la exquisitamente dinámica 'Nuevo mundo'. Cabe mencionar por cierto que el disco, además de destacar por su movilidad en términos estilísticos goza de un carácter importante, entregando contenido y actualidad durante varios pasajes. 


La primera parte del disco cierra con Fito al piano en la tradicional 'La mujer torso y el hombre cola de ameba' y la segunda abre con la iluminada 'Otra vez el sol', digna de sus mejores tiempos en Circo beat (su joya de 1994), la cual dará paso a la folclórica 'El secreto de su corazón' seguida de la crítica social pop (con piano de cantina incluido) de 'El ataque de los gorilas' ("La gente está perdiendo la ilusión de vivir..."). Entrando en la última curva del álbum llegará 'Navidad negra', probablemente la más oscura y desatada del disco (con una intensidad digna del más genial Fito Páez) que lamentablemente convivirá con dos que me parece (junto con 'Aleluya al sol') no alcanzan a estar a la altura del trámite general del álbum, me refiero a las melosas 'Chica mágica' y 'Los cerezos blancos'. ¿Único defecto del disco? Si, que sobran tres a cuatro temas. 

Finalmente nos encontraremos con el tributo a la música que es 'Plegaria' (refrito descarado de 'Buena estrella', una vieja canción de 1999),  otra que danza sobre un dinámico piano como 'Se terminó' ("Perdieron todas las apuestas los cantores de protestas, al final el reggaeton mueve el mundo...") y el instrumental '5778' que llega para cerrar un álbum no redondo pero si brillante. 

La ciudad liberada es el disco de Fito Páez que todos necesitábamos, que trae de vuelta al presente al creador inquieto que no percibíamos desde los tiempos de Abre (1999). Un álbum como para no volver a dudar de él...

4.0 // Excelente!

Otras reseñas de FITO PAEZ:

No hay comentarios:

Publicar un comentario