VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

viernes, 15 de julio de 2016

Volbeat // Seal the Deal & Let's Boogie // 2016

Fenómeno de marketing. 

Una de las razones por las que amo internet y me siento un absoluto privilegiado de poder vivir esta era, es por la posibilidad de hacer esto: obviar a los medios oficiales y sostener mi propia opinión. Creo que aquello es impagable, el poder, aunque sea de una manera tan mínima e insignificante como esta, darle la espalda a la industria y a todo aquello que me quieren hacer creer. 

Todo esto a propósito del más reciente de Volbeat, banda danesa acerca de la cual he tenido que leer desde que "han inventado un estilo" hasta que son "la revelación de la década" o el "relevo generacional para liderar los grandes festivales".  Eso además de tener que tolerar constantes comparaciones con Metallica (?) a raíz del happy soft rock que desarrollan. Esto último me lo he tomado personal ya que estoy entre aquellos que hasta el día de hoy disfrutan con la etapa noventera de Metallica (Disco negro / Load + Reload / Garage Inc.) tanto como con su ochentera, y perdónenme pero esto de Volbeat no tiene absolutamente nada que ver con todo aquel cambio estético y musical que los de Hetfield + Ulrich desarrollaron. 

Lo de Volbeat encaja dentro de aquellas bandas que seguramente en su seno interno escuchan metal solo que "de algo hay que vivir". Prueba de lo que menciono se encuentra en sus primeros álbumes, discos donde equilibraban elementos de metal (bastante clichés claro, pero elementos al fin y al cabo) con un sonido en general accesible y de fácil oída, aspecto que trabajo tras trabajo han decidido acentuar hasta llegar a esto: su álbum más pop lanzado a la fecha. Ahora, en lo personal no tengo problemas con que una banda haga pop (basta ver mi blog para verificarlo), tampoco con que disfracen sus intenciones dándoselas de rockeros, pero donde si topo es cuando la música es mala y descaradamente falsa, ahí Volbeat me la han dejado muy fácil con un disco monótono y de evidentes intenciones, aunque claro, no pertenezco yo a su target por lo que seguramente sin cuidado debe tenerlos el no haber ganado un admirador conmigo.

Lo mejor de Seal the deal & let's boogie está en sus primeros diez segundos, ahí un contagioso riff muy Motorhead aparece y te dices "eyy, esto no pinta mal", sin embargo, basta que entre la voz de Michael Poulsen a escena para que la magia desaparezca, con la llegada de los coros ni hablar, se les ve el plumero en todo momento. Esto mismo ocurre en varios temas donde el riff inicial no va mal pero la estructura puente/coro es realmente fatal y forzadísima, dos ejemplos: 'Marie Laveau' y 'Gates of Babylon'. Hay otras, sin embargo, que son un desastre de comienzo a fin, canciones que realizan esa partida pop clásica de bandas tipo Blink 182 con guitarrita + verso, de esas hay varias: 'The bliss' , 'Black rose' o la vomitiva 'Mary Jean Kelly', o sea, los momentos más bajos de Green Day o The Offspring son Mozart al lado de esto...

No sería nada incluir tres o cuatro ganchos comerciales en medio de un álbum diverso, pero el problema es que las trece que acá nos entregan son todas idénticas, cada una de ellas podría ser un single por lo que el asunto al llegar a la séptima agota sin remedio, en esa linea a mi me han agradado dos temas: 'Seal the deal' y 'The devil's bleeding crown', con el resto no he podido. ¿Qué es un disco bien compuesto? No lo se, depende de lo que entendamos por aquello y quiero insistir: no soy un purista, pero de la música de laboratorio yo paso y acá estamos frente a eso, una banda que pretende ganar en el mercado norteamericano, para ello ingresó a sus filas a Rob Caggiano (ex guitarra de Anthrax) y poco a poco se ha transformado más en un fenómeno de marketing que una banda de verdad. 

Pero bueno, tal como dijo Messi : "Se acabó, no es para mi".

1.5 // Muy malo !

1 comentario:

  1. Te has botado con esta reseña. Todo al punto y de la manera más seria. No conozco a VOLBEAT, pero es fácil imaginarse ahora a qué suena este disco. Y claro, todo es cuestión de gustos, pero "música de laboratorio" debería ser un estilo y así uno ya sabe de qué van las cosas. Salud!!!

    ResponderEliminar