VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

jueves, 22 de octubre de 2015

Lana Del Rey // Honeymoon // 2015


Siendo franco, no me esperaba tan pronto un nuevo álbum de Lana Del Rey. No ha pasado demasiado desde que la estadounidense lanzó su tercer álbum, un más que aceptable Ultraviolence, por lo que parecía lógico el esperar un poco más antes que volver a mover las piezas. Sin embargo, tal parece que la lógica actual de mercado exige constantes lanzamientos para mantener un nombre vigente  en la escena pop, por lo que a un año de su última entrega tenemos a Lana de regreso. 

Y bueno, con tan poco tiempo entre disco y disco esperar algún tipo de transformación por parte de la artista resulta iluso, era de esperar entonces que Honeymoon no resultase una propuesta demasiado novedosa y efectivamente así ha sido. Nos encontramos así con un álbum continuista, que ahonda en los lánguidos ambientes que la vocalista suele visitar e incluso se empantana en estos bastante más que lo habitual. Dicho en simple: si no te han gustado los anteriores discos de Lana del Rey, con este ni siquiera lo intentes. Y no es que Honeymoon sea de plano un mal disco, pero claramente es el menos accesible que ha editado a la fecha. 

Las cosas para Lana acá se mantienen donde siempre, en esa (a ratos exquisita) melancolía, en la constante producción retro y esas baladas que parecen todo el tiempo sacadas de una película de James Bond. Hay buenas canciones por supuesto, los coros en delay de 'Music to watch boys to' convencen, también la intimidad que propone 'God knows I tried' , la elegancia y sensualidad de 'High by the beach' o la (valga la redundancia) oscuridad de 'The blackest day', probablemente el mejor tema del disco y el único también que se encuentra efectivamente a la altura de los grandes momentos que Lana del Rey nos ha entregado en anteriores álbumes. 

El resto del disco la verdad es que queda como material para fans, o ultra fans más bien. Temas muy lentos, espesos y a los que cuesta seguirles el paso. Hacia el cierre, una declaración de intenciones haciendo un cover de Nina Simone y sería todo, se cierra así un irregular Honeymoon, disco que si bien mantiene a Lana del Rey en un pie aceptable honestamente no me parece que haya llegado para aportar demasiado a su discografía. A ella hay que darle el que ha podido ser capaz de generar cierta identidad musical a pesar del aplastante personaje que ha construido, lo cual no es poca cosa, pero sus mejores momentos acá no han estado. 

2.5 // Nada muy especial

Otras reseñas de Lana del Rey:
2014// Lana del Rey // Ultraviolence

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada