VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 28 de agosto de 2013

Sigur Ros // Kveikur // 2013

Un mundo aparte.

Escribir acerca de un disco que te gusta, guardando las evidentes proporciones, es como hacer el amor con una mujer que te encanta. Y bueno, hoy me daré un gustazo al escribir acerca de un álbum que llevo un buen tiempo disfrutando, me refiero al séptimo trabajo de los islandeses de Sigur ros, una banda que genera anticuerpos en muchos dado su estilo tan cercano al post rock, música de ambientes difíciles con la que cuesta enganchar. Sigur ros es la clásica banda que muchos rechazan por visualizar en ellos una pose vanguardista y un sonido que parece ser accesible solo a unos pocos. 

Por todo esto, los prejuicios, las críticas y alabanzas sin medias tintas (los aman o los odian) es que no había querido hasta el día de hoy escuchar un álbum de ellos. Pero bueno, tras varios años de voluntario alejamiento decidí que ya era hora enfrentar un disco de estos tipos y ver por donde efectivamente iban los tiros. ¿Y con qué me he encontrado? Con un trabajo difícil de abordar en un comienzo pero con el que tras 4 o 5 pasadas he conectado y me he maravillado. Kveikur te presenta un mundo que no es sencillo de describir, lleno texturas, sonidos y ambientes tratados al detalle, con una delicadeza que no deja de sorprenderte tema tras tema. 

La partida es sombría. Tanto "Brenninsteinn" como "Hrafntinna" suenan muy oscuras, marcadas por baterías electrónicas que se entrelazan con guitarras, percusiones y juegos vocales que terminan entregando un resultado muy contundente. Mucho más sucias en su sonido, aunque en una linea similar, sonarán más adelante "Kveikur" (probablemente el mejor tema del disco) y casi en el final la excelente "Blapradur". Sin embargo, no todo en el álbum es oscuridad. Hay momentos mucho más melódicos y luminosos en donde se logra apreciar el cambio de enfoque que tengo entendido la banda ha querido darle a su sonido luego de la partida reciente de uno de sus integrantes (ahora son un trío), estos momentos aportan muchísimo en el global ya que cambian el tono del trabajo. Ahí es donde destacan "Isjaki" , "Stormur" o "Rafstraumur" , canciones que poseen estrofas, coros y melodías muy reconocibles, casi como una banda de rock/pop tradicional. 

Kveikur es un viaje, un álbum para escuchar y vivir en calma, un disco que habla muy bien de una banda en extremo meticulosa a la hora de arreglar sus trabajos, eso además de entregarnos algo que por estos tiempos no es fácil de encontrar: identidad. Dan ganas de seguir con ellos, inmersos en su mundo aparte. 

4.5 / 5
Brillante!



martes, 27 de agosto de 2013

Refritos: The Cure // Adele


Semanas atrás inauguré esta ultra hiper mega original sección. Algo nunca visto en el mundo de los sitios musicales: los refritos. Hoy quisiese destacar lo realizado por la londinense Adele en 2011, quien no solo dio la patada precisa con su álbum debut ( 21) sino que además se dio el lujo de incluir en ese buen disco un refrito que funciona muy bien. Probablemente la masa adolescente que alucinó con Adele no se haya enterado en su momento de que "Lovesong" era original de los eternos The Cure y bueno, esto es comprensible ya que el tema tiene más de 20 años, sin embargo, he ahí precisamente lo que me gusta de los refritos, el que permitan abrir puertas del pasado a nuevas generaciones. Si me preguntan, yo prefiero la versión original (más completa, con teclados y banda a full) pero me parece que lo realizado por Adele (o por su productora) tiene mérito ya que adaptó la canción a un estilo algo más íntimo y acústico.  

En fin, menos bla bla y vamos con el original para luego mostrar la agradable versión realizada en 2011...



viernes, 23 de agosto de 2013

Franz Ferdinand // Right Thoughts , Right Words, Right Action // 2013

No todos pueden ser genios

El que hayan tenido que tomarse cuatro años para editar recién su cuarto disco es clara señal de que la creatividad no sobra al interior de Franz Ferdinand. Supongo que la confianza tampoco andará por las nubes luego del bajón que significó Tonight: Franz Ferdinand (2009), su anterior trabajo. En ese entonces la banda quiso alejarse un tanto del sonido que entre 2004 y 2005 los llevó a la fama (digámoslo, su primer disco fue brillante y para bien o para mal aquello les pesará por siempre), bajaron las revoluciones, coquetearon con la electrónica, con teclados y pasaron su música por filtros a manera de quitarle simpleza a las guitarras. El disco evidentemente decepcionó a quienes esperaban seguir divirtiéndose con el "rock bailable" que inundó sus dos primeros trabajos pero al mismo tiempo tampoco dejó satisfecho al público ocasional dado lo aburrido que se sonaba en el global. Hoy los tenemos de regreso con un álbum que, como era de esperar, retoma las guitarras, los ritmos hiperquinéticos, el bailoteo y la alegría de sus inicios, sin embargo, he de reconocer que si bien el álbum mira hacia atrás con su sonido también incorpora elementos que muestran madurez. En síntesis, Franz Ferdinand está de regreso en la búsqueda del hit y del tema contagioso pero no por eso nos han entregado un disco desechable.

Se notan los años pensando esta jugada, "Right thoughts, right words, right action" (primera y última vez que escribo el título) es uno de esos álbumes que suenan calculados segundo a segundo. De hecho, lo primero que llama la atención al darle play es la impecable producción que posee (herencia de su anterior trabajo, que también sonaba muy bien). El sonido que el disco logra en canciones como "Evil eye" es impecable, de una exquisita limpieza. Ahora, hablando de los temas, como en todo disco pop nos encontramos con temas gancheros e inmediatos tales como "Right action", el single "Love illumination" , la muy inquieta "Bullet" o el meloso medio tiempo (que le hace honor a su título) "Fresh strawberries". Sin embargo, lo mejor del disco por paliza siento que está en la ya mencionada "Evil eye" o "Stand on the horizon" canciones donde podemos sentir a una banda madura, mezclando guitarras, teclados y planteando melodías contagiosas que te invitan al movimiento constantemente. 

La recta final del disco, como suele suceder con los álbumes de pop, es débil. Aparece el relleno en temas como "The universe expanded" o "Treason! animals", canciones que aportan bastante poco. De hecho, dentro de las últimas cuatro yo solo destacaría el juguetón cierre con marca de la casa a cargo de "Goodbye lovers and friends", la única que sorprende. 

Franz Ferdinand han vuelto con lo que mejor mejor saben hacer y lo han hecho bien, entregándonos un disco corto (35 minutos), un puñado de canciones que funcionan y que cuentan con uno que otro momento destacado. No todos pueden ser genios, los capaces de reinventarse y salir bien parados de aquello han sido los menos y bueno, la banda parece haber aprendido aquella lección. 

3 / 5
Bueno, cumple


jueves, 22 de agosto de 2013

Adelanto: Ministry // PermaWar


Cuanto todos esperábamos uno de esos clásicos temas veloces y cargados al doble pedal, los eternos Ministry han adelantado un "lento" más que interesante: "PermaWar", adelanto de From beer to eternity. 

lunes, 19 de agosto de 2013

Lo Que Se Viene...

Discos que nos mantendrán despiertos durante esta última parte de 2013

Nine inch nails // Hesitation marks // Septiembre, 3
Ministry // From beer to eternity /7 Septiembre, 3
Sheryl Crow // Feels like home // Septiembre, 9
Janelle Monae // The electric lady // Septiembre , 10
MGMT // MGMT // Septiembre, 17
Kings of leon // Mechanical bull // Septiembre, 24
Dream theater // Dream theater // Septiembre, 24
Elton John // The diving board // Septiembre, 24
Sting // The last ship // Septiembre, 24
Korn // The paradigm shift // Octubre, 8
Pearl Jam // Lightning bolt // Octubre, 15
Arcade Fire // Reflektor // Octubre, 29

Estaremos atentos...

viernes, 16 de agosto de 2013

White Lies // Big TV // 2013

Un paso adelante

Hablar de White lies es hablar del legado de Joy division. Y es que durante sus primeros dos álbumes, To lose my life (2009) y Ritual (2011) la banda no temió el exponer su principal influencia sonando a momentos casi como un calco de la banda liderada por el fallecido Ian Curtis. Es cierto, existieron otros que también realizaron algo similar durante la pasada década (Interpol por ejemplo), sin embargo, lo de White lies de cierta manera sobrepasó los límites. De ahí que la crítica se ensañase con la agrupación tratándola casi como un pariente pobre dentro del post punk revival y mencionando majaderamente su falta de identidad. 

Ahora, con todo esto, en lo personal Ritual no me pareció un mal disco. Le habrá faltado regularidad pero canciones como "Is love", "Strangers", "Bad love" o "Biggher than us" me siguen pareciendo al día de hoy verdaderos temones, gloriosas melodías que daban muestra de que esta banda tenía materia prima para lograr algo mejor. Y bueno, Big TV efectivamente llega para consagrarse como el mejor disco de White lies hasta ahora, un álbum que sin lograr maravillas al menos da suficientes señales de madurez como para seguir creyendo en ellos. 

Lo habían anticipado sus integrantes y así ha sido: Big TV es el álbum más melódico que White lies ha editado. Un disco que claramente va en busca del gancho, de canciones inmediatas que conecten con un público más universal que el que habitualmente los escucha. El camino es similar al que buscó seguir Editors con The Weight of your love (uno de los fiascos más grandes que seguramente oiremos este 2013), sin embargo, los White lies lo han hecho bien, en primer lugar conservando la esencia de su sonido, logrando no sonar forzados y en segundo lugar, encontrando una seguidilla de buenas canciones que por primera vez en la historia de la banda te invitan a escuchar el disco completo. 

"Big TV" (la canción) y el excelente single "There goes our love again" funcionan como una sola en el comienzo del álbum, donde la dinámica, contagiosos coros y los teclados se toman el disco. Más adelante "Mother tongue", "Getting even" (una de las mejor logradas del disco)  y "Be your man" (otro gran momento) sonarán en la misma linea, es decir,  pop cargado de new wave y velocidad. Entre todas estas aparecerán algunos medios tiempos tales como "Tricky to love" o "First time caller" y una balada bastante sentida como es el caso de "Change", entregándole de esta manera diversidad a un disco que, como dije anteriormente, no agota todas sus fórmulas en los primeros temas.   

Me gusta White lies, no hay caso. En cada uno de sus discos me he encontrado con 4 o 5 temas destacados pero en este caso, además de las particularidades, nos encontramos con un álbum que en el global también funciona. 

3.5 / 5

miércoles, 14 de agosto de 2013

Adelantos: NIN // Arctic Monkeys // Korn


Tenemos novedades para los nuevos discos de Nine Inch Nails (Hesitation marks), Arctic Monkeys (AM) y Korn (The paradigma shift), tres trabajos muy próximos a ver la luz. Los dos primeros mencionados nos han entregado material voluntariamente para que afilemos los dientes mientras esperamos los lanzamientos y han logrado su objetivo ya que los temas suenan deliciosos, sobretodo el de NIN. Esto a diferencia de "Never never" de Korn, la canción se ha filtrado sin la autorización de la banda y digámoslo con todas sus letras: da miedo esperar el nuevo álbum, el tema suena a nada de nada. 

En fin, menos bla bla y los dejo con "Copy of a A" de Nine Inch Nails, el gran video para "Why'd you only call me when you're high" de Arctic Monkeys y "Never never" de Korn, para que saquen sus propias conclusiones.



viernes, 9 de agosto de 2013

Newsted // Heavy Metal Music // 2013

El delicioso sabor de la revancha...

Hablar de Jason Newsted sin mencionar a Metallica es imposible. Bajista de la banda por 15 años, se unió a la agrupación en 1986 tras el triste fallecimiento de Cliff Burton y en 2001 decidió abandonarla dado el podrido ambiente que existía al interior de Metallica por aquellos años. En lo personal siempre percibí a Jason como miembro más honesto y a la vez el más heavy de la agrupación, sin embargo, curiosamente su aparición en Metallica coincidió con el período más experimental de la banda. Eran los 90's, años en que el metal iba de capa caída por lo que la agrupación decidió abrazar el camino de la masividad lanzando primero el disco negro (1991) y luego la dupla Load/Reload (1995/1997), posteriormente vinieron los experimentos, un álbum de refritos titulado Garage Inc (1998), un trabajo junto a una sinfónica en 1999 y cuando todo parecía indicar que la banda intentaría retomar el peso de sus primeras épocas, Jason abandonó Metallica. Por todo esto, Heavy metal music es un trabajo que tras muchos años de silencio huele a revancha, un disco con el que Jason ha exorcizado sus demonios. En palabras de él mismo : "Inicié este proyecto hace más de 5 años, estaban las ideas pero la decisión no la tomé hasta después de haberme subido al escenario nuevamente con Metallica (para el aniversario número 30 de la banda). Esa noche me permitió de cierta forma cerrar una etapa y me entregó fuerzas para comenzar finalmente una nueva..."

El hecho de que este proyecto se titule simplemente Newsted habla de inmediato del carácter personal y transparente que este posee, lo cual se confirma con el título del álbum (directo, sin rodeos). Es un disco honesto, que no pretende vender algo que no es, que ha sido compuesto por Jason casi a modo de terapia. El hombre ha compuesto cada una de las canciones, ha conseguido una banda de amigos para darle vida al proyecto, ha dirigido la orquesta todo el tiempo e incluso se ha dado el gusto de cantar los temas (suena irreconocible y la verdad es que sorprenden positivamente sus excelentes interpretaciones vocales). Se ha sacado uno a uno los balazos que estaban en su cuerpo tras su paso por Metallica y lo más importante de todo, lo ha hecho entregando un trabajo sólido y con identidad.

En 2012 el proyecto Newsted tanteó terreno con la edición de un EP (Metal) que contenía cuatro temas, ya en ese entonces pudimos apreciar que si bien el sonido de la banda era directo, poseía un valioso componente de diversidad. Aquello lo hemos podido comprobar al disfrutar de Heavy metal music y notar el como acá conviven la velocidad, el doble pedal, los riffs afilados y la vieja escuela con temas un poco más lentos y densos pero también de mucho peso. 



La partida es potente, los primeros diez minutos no dan tregua, tanto "Heroic dose" como "Soldierhead" (imposible no escucharla y pensar en "Whiplash") son temas de metal que apuntan directo a la médula del rockero y que como carta de presentación funcionan bien ya que te invitan a ir por más. Ahora, la aparición de "... As the crow flies" nos demuestra que esto va un poco más allá del tema ganchero y da muestra de lo buen compositor que Jason Newsted puede llegar a ser. Es una de las grandes canciones que contiene este álbum, comienza como un medio tiempo cualquiera para ir con el paso de los minutos explotando de muy buena forma. Insisto, de lo mejor que aparece en el álbum. Más adelante se irán alternando densos medios tiempos tales como "Ampossible" , "Above all" o "King of the underdogg" (otra de las destacadas del disco) con canciones muy veloces como "Long time dead" o "Twisted tail of the comet" , dejando espacio entre ellas para la aparición de uno que otro tema que muestra una faceta más oscura de Newsted, como es el caso de la fantástica "Nocturnus" , donde las influencias de Black Sabbath se tornan evidentes. 

Quizás el único defecto que le podría cargar al disco sería el exceso de temas. Son 11 canciones en 56 minutos donde a las últimas dos llegas con la sensación de ya haber encontrado lo que buscabas, por lo que siento que terminan sobrando. Aveces hay que saber cuando cerrar un disco y dar ese final redondo que en este caso con 8 o 9 temas se habría conseguido a la perfección. 

Mi conclusión final: las penas del músico se pasan con música y es así como Jason Newsted está de regreso de la mano de un trabajo muy personal que vomita todo lo que el bajista parece haber contenido durante años. El disco es sólido, bien interpretado, ejecutado de manera impecable y cuenta con más de un momentazo de altura. Se que las comparaciones son odiosas pero si me apuran diría que Heavy metal music supera por muchísimo en todos los aspectos analizables (técnica, voces, temas, letras, producción....todo) a cualquiera de los discos que Metallica ha editado durante esta última década. Así, tal cual. 

3.5 / 5
Muy bueno


miércoles, 7 de agosto de 2013

Adelanto: Dream Theater // The Enemy Inside


Se viene dentro de muy poco (septiembre) el nuevo álbum de Dream Theater. Este hecho me ha motivado a escuchar bastante de ellos durante el último tiempo. Es bastante el material que estos tipos han editado en sus más de 20 años de carrera por lo que he ido de a poco oyendo sus discos. He gozado con Awake (1994) y Six degrees of inner turbulence (2002) , dos álbumes que representan etapas muy diferentes de la banda pero que en sus respectivas esquinas dan muestra de la grandeza que la agrupación posee.

Y bueno, se viene el nuevo disco y ya tenemos adelanto. Se trata de "The enemy inside". Si me apuran diría que suena a un tema bastante tradicional, con estrofas y coros que pretender generar ganchos melódicos y con secciones instrumentales que quizás no descubren nada nuevo dentro de lo que Dream ha realizado en el pasado. ¿Mal tema? Ni por si acaso , ese primer minuto de batería se luce y por si solo ya rescata todo el resto del tema. Como adelanto funciona con lo justo pero no olvidemos que el tema es solo eso, un adelanto, por el disco habrá que esperar un mes y algo para tomar opiniones definitivas. 


lunes, 5 de agosto de 2013

Miles Kane // Don't Forget Who Your Are // 2013

¡Rock and Roll carajo !

Inquieto, ególatra, con actitud, un personaje, un crack, un loquillo. Miles Kane viene desde hace cerca de una década dando que hablar gracias a una carrera ascendente que parece superarse a si misma con cada nueva entrega. Lo conocimos en 2007 liderando a The Rascals y posteriormente volvimos a saber de él en 2008 cuando, junto a Alex Turner (lider de Arctic monkeys para quienes viven en la luna), editó un más que interesante álbum bajo el alero de una nueva banda, The last shadows puppets. A partir de entonces lo hemos visto concentrado en su carrera solista, la cual debutó en 2011 con Colour of the trap, un correcto álbum que hoy encuentra continuación en este excelente Don't forget who you are, su mejor trabajo hasta el día de hoy, por lejos. El principal mérito de Miles Kane está en la frescura que logra desprender pese a trabajar un sonido tan añejo como es el rock and roll sesentero, con todos sus clichés incluidos. La clave siento que está en el amor por el sonido, Kane no pretende ser un clon beatlesco más en la historia, sin embargo tampoco teme exponer y explotar sus influencias al máximo aportando de paso un toque de modernidad al asunto. 

En los sesenta el rock and roll cambió el mundo básicamente porque aportó un nuevo elemento a la juventud de aquel entonces: la sensualidad en el baile. La insinuación, el coqueteo, la declaración de amor dejaron de ser monopolio de una bonita balada de los Platers y se tomaron las pistas de baile. Todo aquello el bueno de Kane lo recupera con su sonido y como personalidad le sobra al tipo cuando en "Don't forget who you are" (la canción) interpreta un "...me gusta tu estilo, me haces sonreír. Así que nena cierra tus ojos y ruega por más...", le creemos y nos sentimos unos adolescentes en plan de conquista. Kane suena desafiante en "Better than that", divertido en "Bombshell", contagioso en "Tonight",  rabioso en "Give up" ("Eres hermosa, atractiva pero estoy buscando una salida...") y así, mucho "la la la", guitarras precisas, mucha dinámica y movimiento, al disco le sobra actitud, las canciones funcionan tanto individual como colectivamente y el resto es simplemente entregarse a disfrutar de una propuesta retro pero no por esto poco atractiva. 

Miles Kane explota la fórmula en este buen disco y le va bien, el tiempo dirá si el tipo llega hasta acá o es capaz de reinventarse y dar un paso hacia adelante en su carrera. Por el momento seguimos disfrutando su talento y carisma como autor e intérprete. 

3.5 / 5
Muy bueno!


viernes, 2 de agosto de 2013

Pet Shop Boys // Electric // 2013

¡Let's dance!

Los maestros del synth pop están de regreso, ahora, cosa curiosa: no ha pasado demasiado tiempo desde su anterior trabajo, por lo que este disco desde su fecha de lanzamiento sorprende. Elysium fue editado en 2012 y a menos de un año de aquella entrega resulta que nos encontramos con un nuevo álbum de Pet shop boys, el cual por cierto suena radicalemente diferente a su antecesor. La pregunta entonces cae de cajón: ¿Tenían pensado desde siempre el editar dos álbumes seguidos o este disco aparece en respuesta a la baja recepción obtenida por Elysium?  Yo sinceramente me inclinaría más por la segunda opción. 

Comencemos mencionando que Electric es la antítesis de lo que fue Elysium. Si el de 2012 fue un disco exageradamente calmo, lento y en general, digámoslo, aburrido, este nuevo trabajo pretende ir en dirección absolutamente contraria. Electric es directo y no se anda con rodeos, desde la partida a cargo de los 5 minutos de "Axis" (un tema que ya conocíamos desde hace unas cuantas semanas) las intenciones quedan clarísimas. Acá el sonido viene cargado a los sintetizadores, busca recuperar un poco la onda ochentera del dúo (referencias podrían ser canciones como "Paninaro" o "Being boring"), rendir culto de cierta forma a la música disco y la vida nocturna que en tantas ocasiones ha servido de motivación para estos ingleses. 

El disco en general no da espacio a las pausas, los temas son extensos, bastante dinámicos y de mucha exploración electrónica. En ese sentido acá queda claro que el dúo ha decidido alejarse esta vez de su característica vocación pop para dar rienda suelta a los juegos de sintetizadores y las constantes invitaciones a la pista de baile. Se reconocen estrofas y coros en temas como como "Bolshy" o "Love is a borgeois construct", pero en general el trabajo no está pensado para conquistar por la vía melódica/pegajosa sino que pretende entregar un concepto musical, una vivencia por decirlo de otra manera. 


Los mejores momentos del disco los encontré en aquellos temas donde realmente podemos sentir al dúo soltando todo su arsenal electrónico, como son los casos de las instrumentales "Axis" o el tecno hiperactivo de "Shouting in the evening" (lo mejor del álbum sin duda) y la fantástica versión que han realizado de "The last to die" (original de Bruce Springsteen). Ahora, de todas maneras hay espacio para la tradicional elegancia del sonido Pet Shop boys y ahí luce el final a cargo de la dupla "Thursday" / "Vocal", ambas muy bien logradas. Por cierto, lo mejor del disco no está al comienzo de este sino que en su segunda mitad, dentro de la primera parte los temas "Fluorescent" e "Inside a dream" son probablemente las más bajitas del álbum. 

Buen regreso este de Pet shop boys, para algunos se han anotado con su mejor disco en la última década. Yo no sería tan categórico ya que le tengo mucho cariño a Fundamental de 2006, pero Electric definitivamente supera a Yes (2009) y Elysium (2012), lo cual no es poca cosa considerando la categórica carrera con la que cuentan estos tipos...

3.5 / 5
Muy bueno