VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 12 de junio de 2013

Queen of The Stone Age - ... Like clockwork (2013)

Lo esperado y mucho, mucho más.

Voy a escribir algo honesto, prometo que no es de troll: hasta ahora ningún disco de Queen of the stone age me había convencido. Si, que la frescura de Songs for the deaf me supo bien y Rated R a momentos me sonó muy maduro, pero de todas maneras hasta ahora no compartía del todo la admiración que muchos entregaban a esta banda. Eran rock and roll, guitarras, actitud y todo eso, pero me faltaba el disco redondo que combinase calidad, peso y un sonido que pretendiese trascender, un sonido que los sacase del montón de "buenas bandas" y los elevase a otra categoría. Todo eso y más lo he encontrado en ... like clockwork, el esperado regreso de Queen of the stone age a las pistas tras 6 años de silencio. ¿Mucho tiempo? Si, puede que si , sin embargo, bien sabemos de muchísimas bandas que se tomaron aquel tiempo (o más!) sin ser capaces de regresar con algo digno o también conocemos el caso de agrupaciones que editan discos por contrato cada dos años siendo que evidentemente no tienen nada interesante que mostrar. Acá los tipos se tomaron su tiempo, consientes de que la jugada tenía que ser correcta y bueno, los resultados han terminado dándoles la razón.

Desde sus primeros minutos ...like clockwork deja muy en claro que no pretende ser un disco fácil ni inmediato. La partida con "Keep your eyes peeled" es lenta y densa, marcada todo el tiempo por un bajo muy sucio y unas guitarras que entran con potencia de vez en cuando pero sin cambiar demasiado la intensidad del tema, es una pieza completamente introductoria que da paso al rock de "I sat by the ocean", una muchísimo más directa, tradicional, que juega con cambios de ritmos y acelerados coros. Algo similar viviremos un poco más adelante con la sólida dupla "If I had a tail" /"My god is the sun", dos que funcionan muy pero muy bien y que entregan esa dosis de rock a la vena precisa que todo buen disco del género necesita. Ahora, previo a ambas sonará la balada "The vampyre of time and memory", una clara señal de que estamos frente a un disco de primer nivel que no tan solo es capaz de generar potencia vía guitarras y velocidad sino que también puede encontrar estaciones más reflexivas.


Entrando en el nudo del álbum aparece la sección más experimental de este, de acá en adelante cada tema contará con su propia atmósfera. "Kalopsia", con colaboración de Trent Reznor incluida, debe ser lo más extravagante del disco, un verdadero manjar de arreglos en donde se logran apreciar más que en cualquier otra canción del álbum las ansias por experimentar de un inspirado Josh Homme. Le sigue "Fairweather friends", mucho más tradicional en su rock, aunque no por esto menos lograda y que cuenta con la participación de Elton John en el piano (una colaboración que siento que no fue del todo aprovechada) y casi entrando en recta final aparece la bailable "Smooth sailing", otro experimento desafiante en donde la banda se desdobla pero sale bien parada, me recuerda en parte a lo que Led Zeppelin en sus tiempos también lograba.

Todo gran álbum debe tener un diamante que resalte por sobre el resto con fuerza propia, un "Bohemian Rhapsody" de Queen, "Painkiller" de Judas Priest, "One" de Metallica o "Paranoid android" de Radiohead, de ese tipo de temas hablo. No se si acá esto ocurre en las magnitudes mencionadas pero si al menos anda cerca cuando aparece el desgarro de "I appear missing", una pieza "de aquellas", un sonido que comienza muy abajo para ir creciendo en intensidad y acabar desatando la tormenta en medida que avanzan los minutos, una tormenta que precederá a la calma que se marca con el melancólico piano de "...like clockwork", un cierre de altura, digno de un álbum completamente redondo.

La han hecho bien estos muchachos. Se hicieron esperar y generaron ansiedad, sin embargo, nada de eso habría tenido sentido si no hubiesen sido capaces de entregar un trabajo tan sólido como el que han realizado. Un disco que logra sonar fresco sin necesidad de recurrir a viejas fórmulas, en ese sentido ...like clockwork no se parece a ningún disco que la banda haya editado en el pasado pese a conservar la identidad de la agrupación. Definitivamente un salto cuantitativo en la carrera de Queen of the stone age. 

4.5 / 5
Huele a clásico


2 comentarios:

  1. Coincido contigo en muchas cosas, como el culto exagerado a Josh Homme al que muchos consideran "el rey midas del rock", o que ha desaprovechado muchas colaboraciones. No obstante, este álbum no me parece el mejor. Es bueno, me gustan muchas canciones y creo que es una evolución admirable, pero concretamente la última canción es lo peor que han hecho en su carrera. Tanto falsetto me echa para atrás. Prefiero "Rated R" o "Songs for the deaf". Aquí hay más variedad, pero con los discos anteriores demostraron que la variedad no es necesaria si eres realmente bueno en lo que mejor sabes hacer.

    ResponderEliminar
  2. Asunto de gustos y ahí no hay nada escrito.
    Yo soy de los que disfrutan mucho cuando una banda experimenta y se sale con la suya. Los discos que mencionaste son más directos que este pero tal como mencioné en mi reseña, acá me maravillé.
    Saludos! Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar