VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

viernes, 24 de agosto de 2012

Baroness - Yellow & Green (2012)

Baroness
Yellow & green
2012


El mundo de la música se ha refrescado durante la última década gracias a la presencia de una serie de agrupaciones estadounidenses que mediante un rock con toques progresivos han logrado sonar interesantes, potentes y novedosos a la vez, "Sludge metal" le han llamado a aquel sonido siendo Mastodon, Kylesa y Baroness las bandas que mayor ruido han generado dentro del estilo. Y bueno, Baroness dio una partida sólida a su carrera gracias a los sólidos Red record (2007) y Blue record (2009), discos que gozaron de aceptación popular y muy buenas críticas por parte de los medios. Por ende, su tercer álbum, el que se supone vendría a ser el de la consolidación, se esperaba con ansias. Para sorpresa de todos la banda ha decidido romper con su pasado, desmarcarse de lo esperable al entregarnos un disco doble que baja muchísimo las revoluciones con respecto a sus trabajos anteriores y de metal poco o nada tiene.

Yellow & Green está compuesto por 18 canciones, divididas en dos series de 9 en donde la primera de ellas destaca por su absoluta solidez mientras que la segunda juega muchísimo más a la experimentación. Yellow comienza con un sencillo instrumental que da paso a "Take my bones away", probablemente el tema más heavy del disco y quizás el único que responde a lo que musicalmente se esperaba de este álbum ya que a continuación suenan "March to the sea" y "Little things", ambas cuentan con un rock muy melódico, incluso comercial si se quiere, pero de tremenda calidad interpretativa. Ahora, si lo anterior sonaba a ruptura, la intimidad y belleza del tridente "Twinkler" + "Cocainium" + "Back where I belong" termina de golpear la mesa. El disco vive sus mejores momentos y hasta ahora no tiene desperdicio alguno, tema tras tema tenemos un 5 de 5.

"Sea lungs" recupera la energía de un comienzo, trae de vuelta el rock al álbum para que este finalice en su primera parte con la floydiana "Eula", una prueba palpable de hasta donde fue capaz de llegar Baroness con este álbum. Simplemente espectacular. Cierra Yellow y me quedo con la sensación de estar frente al mejor disco del año.

La segunda parte del álbum da rienda suelta a la experimentación. Con Green aparece el disco sesudo, de tiempos mucho más calmos y que por lo mismo tiende a la larga a agotar, a caer un tanto en la monotonía. Pareciese como si la banda realmente se quiso dar un gusto gigante sin importar demasiado la opinión de quien escucha. El álbum pierde orientación e incluso cae en extrañezas como cerrar don dos instrumentales semi acústicos que rodean un tema muy rockero llamado "The line between". Quizás este es el único defecto que le encuentro al disco y que le resta ciertos puntos, para mi este debió ser un disco simple con 8 a 10 canciones y quedaba absolutamente perfecto. Aunque de todas maneras lo que afirmo peca un poco de perfeccionismo, acaso ¿todos los temas que contiene el White Album de The Beatles son geniales? Sin embargo, aquel disco lo citamos como obra maestra pese a tener más de algún tema intrascendente.

Sea como sea estamos ante otro de los grandes regalos de este 2012, un álbum que sitúa a Baroness muy por encima del "sludge metal" y los muestra en un momento creativo altísimo. Para mi la jugada era arriesgada pero les ha salido bien, estamos frente a una banda que ha sacado 3 discos y los 3 son de muy alto nivel, esperemos por tanto que se recuperen pronto del accidente que han sufrido hace un par de semanas tras el volcamiento de un bus que los trasladaba junto a su equipo y estén de vuelta en las pistas. Por el momento nos quedamos felices con su música y este sensacional álbum.

4 / 5
Excelente




Se agradecen como siempre las visitas, no olviden descargar el disco y valorar la crítica acá abajo. 

miércoles, 8 de agosto de 2012

Moonspell - Alpha noir / Omega white (2012)

Moonspell
Alpha noir / Omega white
2012

Varios dinosaurios provenientes del mundo del metal se han portado bien este 2012 y nos han demostrado que aún pueden sorprender de manera grata. Ahora, si los regresos de Cannibal corpse o Napalm death estuvieron muy bien, lo de Moonspell ha sido para no creerlo. Y es que estamos hablando de una banda que cuenta con ya casi 25 años de existencia, es decir, uno tendería a pensar que a estas alturas nada de lo que pudiesen hacer podría sorprenderte. Sin embargo, Alpha noir / Omega white nos recuerda el porque siempre debemos respetar a nuestros mayores.

Estamos frente a un disco doble, los cuales cuentan con características particulares. Alpha noir nos trae de regreso (y desarrollado en su máximo potencial) el sonido tradicional de Moonspell  mientras que Omega white es más experimental y juega con elementos más alternativos dentro de la carrera de la banda.

Alpha noir arranca con una introducción que golpetea a modo de batalla una batería que da paso a la excelente "Axis mundi", la cual varía velocidades e incluye ciertas lineas en portugués que sin duda aportan al escenario tétrico que se pretende entregar. Posteriormente suenan seguidas "Licknthrope", "Versus" y "Alpha noir", las tres muy en la misma linea, conjugando rapidez y potencia. "En nome do medo" (mi favorita del disco) baja las revoluciones, resta velocidad pero suma oscuridad de la mano de tremendos juegos de guitarras y teclados. Para el final del primer disco se retoma la agilidad con "Opera carne", "Love is blasphemy" , "Grandstand" y el disco cierra con el instrumental "Sine missione", otro momento musical de absoluta perfección. El "disco 1" no tiene puntos bajos ni desperdicio alguno.

Omega white, por otra parte, es el bicho raro, el sitio donde al parecer la banda quiso dejar todo lo que musicalmente no encajaba en Alpha noir. Acá nos encontraremos con 38 minutos de un rock más calmo y no tan cercano a lo que tradicionalmente conocemos como "metal". El segundo disco es más difícil de digerir pero no por eso menos interesante, hay espacio para medios tiempos como "Whiteomega" o "New tears eve" e incluso para los sonidos acústicos de "Fireseason". Con Omega white Moonspell rompe ese mito absurdo de que el metal es "puro tarro" y nos entrega un disco alternativo cerrando así un trabajo redondo y con contenido para todos los paladares.

Hemos disfrutado de muy buenos discos de metal este 2012 pero esto de Moonspell está por sobre las barreras de cualquier estilo, Alpha noir / Omega white es un grandioso álbum de música.   

4/ 5
Excelente



viernes, 3 de agosto de 2012

Manuel García - Acuario (2012)

Manuel García
Acuario
2012


No debería sorprendernos en absoluto que a estas alturas del partido Manuel García haya decidido marcar distancia con la trova que inundó sus dos primeros discos. De hecho, si en Tempera (2009) oímos pequeños guiños a la guitarra eléctrica fue en su tercer trabajo, S/T (2010), donde Manuel García se lanzó directamente al formato "banda de rock", abandonando casi por completo el sonido limpio y folclórico de sus primeros años en solitario.

En ese sentido Acuario comienza exactamente donde S/T quedó, es decir, en ese rock de banda tipo Los Tres. El álbum da inicio con la sutil e íntima "Madera" seguida de la melódica y popera "Carcelero" (buen tema pero que me deja con gusto a poco), posteriormente la melancolía de "Un rey y un diez" nos recuerda hasta donde puede llegar García con sus composiciones (algo parecido se vivirá más adelante con "Tan dulce, tan triste"). Tremendo tema y un momento musical altísimo.

Hasta acá todo marcha dentro de lo esperable, sin embargo, a partir de este momento (el cuarto tema) se inicia otro disco, y acá me quiero detener: independiente de la calidad de lo que comienza a sonar me parece que el cambio de sonido que el disco propone es demasiado brusco, el álbum cuenta con dos almas sin conexión alguna lo cual confunde y entorpece la continuidad. Esto dado que tras la aparición de "Acuario" (la canción) nos olvidamos prácticamente de las guitarras y los protagonistas pasan a ser teclados, sintetizadores y las baterías programadas. 

Manuel García canta bajito, casi susurra los temas y se privilegian los ambientes por sobre las estructuras cambiantes, esta claro que nos quiso llevar esta vez a un lugar inexplorado artísticamente en sus anteriores trabajos. Hay temas donde el trabajo alcanza un gran nivel, se logra un equilibrio entre los jugueteos electrónicos, arreglos precisos y melodías atractivas, es el caso de "Hombre al precipicio", la popera "Caprica" o la inquieta "Como partir" (mi favorita del disco), así como también hay espacio a la exploración en canciones como "El miedo" o "La hora nueve", temas donde, si no fuese por la voz, no reconoceríamos en absoluto a García. 

En resumidas cuentas me quedo con lo positivo: el riesgo. Se agradece el que un artista que ha logrado la masividad arriesgue el pellejo como Manuel lo ha hecho acá. Habla bien de él y su independencia creativa dado que son muy pocos los artistas capaces de hacer algo así. Ahora, si se toman riesgos y además se logra entregar un buen disco mejor aún, asunto que acá se da. Acuario se sostiene tema a tema y quizás el único defecto que podría encontrar es la bipolaridad que existe entre 3 o 4 canciones y el resto del disco. 

En 1990 Jorge Gonzalez editó junto a Miguel Tapia, bajo el nombre de Los Prisioneros, un disco enorme titulado Corazones, en aquel entonces Gonzalez fue capaz de sostener una idea sonora durante todo el recorrido del álbum, esta vez Manuel García insinuó aquello pero no fue capaz (o derechamente no quiso) ir tan lejos. Acuario no es Corazones pero al menos dignamente lo intentó.


3.5 / 5