VIDEOS DAVID BOWIE

Loading...

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Nevermore - The obsidian conspiracy (2010)

Nevermore
The obsidian conspiracy
2010

Está claro que cinco años es demasiado tiempo sin un disco de Nevermore, pero luego de esa obra maestra de 2005 titulada "This godless endeavor" no era llegar y sacar cualquier cosa. La vara quedó altísima para la banda y probablemente la desición de pensar bien la siguiente jugada pasó por ahí.

Pero finalmente la espera llegó a su fin este 2010. Tuvimos de regreso a una de las bandas más interesantes que ha generado el mundo del heavy en los 15 últimos años. Un metal agresivo, con tintes progresivos, muy técnico y bien estructurado son las principales características de una banda que ya a finales de los 90's daba que hablar gracias a excelentes discos tales como "Dreaming neon black" (1999) o "Dead heart in a death world" (2000) y que terminó de ganarse un merecido respeto en la reciente década.

Acá, con su séptimo trabajo, Nevermore nos entrega un disco que marca distancia con su anterior álbum y que contrasta por momentos incluso con toda su discografía. "The obsidian conspiracy" es el disco más breve y el más fácil de digerir en la carrera de la banda. ¿Son negativas estas características? Eso lo tiene que juzgar cada uno. En lo personal el disco me parece con la suficiente calidad como para darle la aprobación.

"The obsidian conspiracy" está compuesto solo por 10 canciones que promedian un poco más de 4 minutos de duración cada una, aspecto que de inmediato te habla de un álbum directo y que no da demasiadas vueltas en sus estructuras aunque no por eso de menor calidad interpretativa o técnica que la que Nevermore acostumbra a entregar. El espíritu de la banda sigue tan presente como siempre, solo que se aprecia la clara intención de esta vez ser más claros en las intenciones. Es cosa de darle play al disco y disfrutar con la trilogía compuesta por "The termination proclamation", "Your poison throne" y "Moonrise" . Diez minutos de pura energía inyectada directa a la vena. Canciones con una estructura clásica (estrofas y coros muy reconocibles ) pero que no abandonan esa dinámica demoledora tan característica del sonido de Nevermore.

Acá una de las grandes canciones del disco: "Moonrise"


"And the maiden spoke" es el primer tema del álbum que conecta de manera más evidente con los anteriores discos de la banda. Una canción de carácter más épico, con cambios de velocidad y un tremendo trabajo de guitarras. Le sigue "Emptiness Unobstructed" , otra de las grandes canciones del disco y frente a la cual es imposible no rendirse. Nuevamente eso si la estructura es sencilla y esta se centra más que nada en el excelente y pegajoso coro desarrollado. El disco vive sus mejores momentos, los cuales lamentablemente no se mantienen de igual manera para la segunda parte de este.

"Emptiness unobstructed". Primer single del disco.


El delicado piano de la balada "The blue marbel and the new soul" da la partida a la segunda parte del disco. Viene bien en realidad una canción tan calma en medio de un disco tan dinámico. Buena decisión. Sin embargo, se vive a continuación el momento más discreto del álbum con "Without morals" seguida de "The day you built the wall", las cuales no pasan de ser canciones regulares. La balada "She comes in colors" comienza muy bien pero con el correr de sus minutos agota.

Llega el final entonces de la mano del tema que le da título al disco "The obsidian conspiracy", otra de las buenas piezas del álbum. La banda se muestra inspiradísima acá en una canción que nuevamente retoma la velocidad y la técnica, como para dejar las cosas bien en alto al momento de despedirse.

"The obsidian conspiracy". El potente cierre de disco.


Entonces, no me parece que "The obsidian conspiracy" sea el mejor trabajo de la banda, cosa que muchos si han afirmado, pero si un disco que cumple con el nivel esperado y se disfruta gracias al buen nivel de sus canciones (sobretodo en su primera parte). Pero hay que ser claros, para mi al menos el disco ni siquiera se acerca a los mejores álbumes de la agrupación. Sin ser un mal disco creo que no cuenta con composiciones del nivel de "Dead heart in a death world" (2000) ni tampoco con la técnica y potencia de "The godless endeavour" (2005). El disco me parece más bien una salida a tomar aire por parte de Nevermore, una entrega para calmar las ansias de los fanáticos y así poder preparar tranquilos su siguiente trabajo, por el cual si apuesto todas mis fichas.

Puedes descargarlo ACÁ

Calificación: 3.5/5
Un muy buen disco con momentos de excelencia.

martes, 14 de diciembre de 2010

Halford - Made of metal - 2010

Halford
Halford IV: Made of metal
2010


¿Qué tal un poco de metal? Dejaré un tanto de lado el indie para enfocarme en una serie de discos editados este 2010 y que estuvieron cargados al lado más duro del rock and roll. Y que mejor manera de comenzar esta serie que dándome un gusto personal comentando el último trabajo del señor Rob Halford. Un tipo que en lo personal admiro muchísimo. Vocalista de una de las bandas más grandes de la historia del heavy metal, Judas priest, interesantes trabajos en solitario junto a sus proyectos Fight, Two y Halford. Si hay algo que definitivamente no le ha faltado a la carrera del Metal God son agallas y ganas de sorprender. Eso independiente de que en ocasiones halla acertado y en otras definitivamente no.


Y bueno, fue a comienzos de este 2010 cuando nos enteramos de la noticia de que Rob volvía a reclutar a sus viejos amigos con objeto de grabar un nuevo disco, el cual vendría a suceder al poco afortunado proyecto de rock navideño de 2009 titulado "Winter songs". Las dudas creo que a muchos nos rondaron por la cabeza pues para nadie es secreto que el poderío vocal de Rob se ha visto mermado en los últimos años y esto inevitablemente tiende a limitar sus trabajos (los años pasan para todos lamentablemente, incluso para los más grandes). Por si fuese poco a mitad de año conocimos la horrible portada del disco (¡De pésimo gusto!) y un tema promocional muy discreto titulado tal como el disco: "Made of metal". Es decir, esto no pintaba bien y en lo personal temí encontrarme con un álbum editado por cumplir con el sello y que aportase poco o nada a la discografía del vocalista.


No podía estar más equivocado. La sorpresa fue total cuando tuve la oportunidad de oír el disco completo. "Made of metal" es un compendio de excelentes canciones, muy regulares entre si y que logran abarcar durante 62 minutos de manera notable esos elementos tan característicos de la carrera de Rob Halford. La verdad es que el disco es un manjar, con un sonido cargado al heavy metal clásico y melódico (sin duda alguna de todos sus trabajos en solitario este es el que más suena a Judas Priest) pero que a la vez se da el gusto en distintos momentos de entregar canciones que se salen un tanto de los límites.

Los fuegos se abren con la excelente "Undisputed" , la cual de inmediato nos habla de un disco dinámico, lleno de energía y que de inmediato despeja dudas en cuanto a la calidad vocal de Rob. Independiente de que ya no pueda con esos chillidos agudos inmortalizados en canciones tales como "Painkiller", "Into the pit" o "Screaming in the dark", el hombre aún encuentra argumentos para sacar aplausos. Acá, por ejemplo, realiza una escalera vocal realmente memorable.


Aparece a continuación "Fire and ice", la cual comienza con una batería que recuerda muchísimo a ese clásico llamado "Freewheel burning" seguida de una melodía muy directa. Una verdadera oda al heavy metal ochentero y un tremendo comienzo de disco.

Acá "Indisputed". El gran comienzo del disco

El tema que le da nombre al disco, "Made of metal" realmente aporta poco y en lo personal me estorba dentro de la primera parte del álbum. Sobretodo considerando lo que suena a continuación: una potente "Speed of sound" seguida de la ENORME "Like there's no tomorrow", con un coro en ascenso y que muestra hasta donde Halford puede llevar su sonido. Sencillamente grandiosa. Por si fuese poco, este primer gran momento que encontramos en el disco se mantiene muy en lo alto gracias a "Til the day I die", la cual luego de un comienzo muy a lo Bon Jovi (si, tal cual) agarra fuerza de a poco. Excelente.

Acá uno de los mejores temas del álbum: "Like there's no tomorrow". ¡Ojo con el video, ya que parte importante de este fue grabado durante el recital que Halford ofreció en Chile recientemente!

La segunda parte del disco no baja demasiado el nivel lo cual es un mérito siempre importante en un disco de Heavy Metal. De una u otra manera Halford se las arregla para no volverse monótono. Es así como el álbum se encumbra muy alto gracias al rock melódico de las románticas "We own the night" , "Thunder and lightning" y se deja correr con las efectivas "Hell razor" y "Matador". Como siempre, Halford deja espacio dentro de sus discos para demostrar cierta sensibilidad. Acá una sección más íntima aparece con "Twenty five years" y "I know we stand a chance", la primera me parece que cumple pero la segunda creo que no está a la altura. Es otro de los temas que me sobran en el disco y que me parece marcan el único defecto que le puedo encontrar al álbum: con sólo 11 o 12 canciones el disco habría quedado absolutamente perfecto, sobran al menos 3.

Curiosamente cuando pensábamos que eso era todo nos encontramos con que para el final Halford nos tenía preparada una sorpresa, se trata de "The mower" un afilado tema que recuerda muchísimo la época de Fight y ese sonido absolutamente demoledor que Rob desarrollo en los 90's con claras influencias de bandas como Pantera. Siendo honestos, me parece que ninguno de nosotros creía que el Metal God aún fuese capaz de desarrollar un tema como este. Sencillamente brutal.

El tremendo cierre a cargo de "The mower". Valla regalo ¡Disfrútenlo!

No se cansa Halford de sorprender. Cuando dejó Judas Priest a comienzo de los 90's muy pocos creyeron que haría algo bueno. Pero ahí lo tuvimos en su proyecto Fight. Cuando se alejó del metal y trabajó un disco electrónico junto a Trent Reznor en 1998 muchos lo dieron por muerto. Pero resucitó y de que manera a comienzos de la presente década. Ahora cuando en 2009 editó "Winter Songs" nuevamente se le dio por acabado . Pero acá lo tuvimos, más vivo que nunca y realizando un disco que aporta dentro de su discografía, que nos invita a disfrutar en vida el sonido de una leyenda del metal. Uno que para muchos (me incluyo) es LA VOZ del metal.

Puedes descargarlo desde ACÁ

Calificación: (3.5/5 - Muy buen disco)

viernes, 3 de diciembre de 2010

Interpol - 2010

Interpol
2010

La historia de la música está repleta de corrientes que comenzaron como "alternativas" pero que terminaron imponiéndose y tomando el control de la industria en pocos años.

Si en los 70's fue el punk y bandas tales como Sex Pistols, The Ramones o The Clash las que golpearon la mesa, en los 80's tuvimos el post-punk de la mano de The Cure, Joy Division o Siouxsie & the Banshees y en los 90's el grunge de Nirvana, Pearl Jam o Stone temple pilots. De igual manera durante esta última década vimos florecer la tendencia indie del "post punk revival".
Y fueron muchas las bandas exitosas que fueron enmarcadas dentro de este estilo: Arctic Monkeys, Yeah Yeah Yeah's, The Strokes, Editors, The Killers, Franz Ferdinand, entre tantas otras. La mayoría de ellas se centraron en un rock de garage limpio, directo y dinámico.



Fue Interpol, cuarteto de Nueva York, una de las pocas agrupaciones que desarrolló los aspectos más oscuros dentro del estilo, mostrando una clara influencia de Joy Division por cierto.

Fueron estos quienes en 2002 sorprendieron al mundo y sacaron aplausos gracias a su buen álbum debut: "Turn on the bright lights". Lamentablemente la banda careció de originalidad a la hora de enfrentar la continuación de su carrera . Tanto"Actics" en 2004 como "Our love to admire" en 2007 repitieron las fórmulas del exitoso debut y fracasaron por ello. Luego dado este contexto previo, y siendo francos, muy pocos le tenían fe a este cuarto trabajo de Interpol (me incluyo entre aquellos). Todo parecía indicar que Interpol era una de esas tantas bandas que le apuntaron al primer disco pero murieron tras el.

Y bueno, finalmente nos encontramos con un disco que para bien o para mal no dejó indiferente a nadie. "Interpol" (a secas) resultó ser un trabajo interesante para algunos (me vuelvo a incluir entre aquellos) y una lata para otros. Yo al menos lo sentí como un disco que buscó reinventar de cierta manera el sonido de la banda. En aquella aventura cada cual tendrá que juzgar que tan bien les fue y bueno, esa es como siempre la invitación que extiendo a quienes me leen.

La apertura del álbum, a cargo de "Success" , marca de inmediato diferencias con los anteriores trabajos de la banda. Un ambiente que va creciendo en intensidad segundo a segundo. Muchas guitarras, juegos vocales y teclados. ¡Gran canción! El disco continúa con la contundente "Memory serves" y el intento por parte de Interpol de entregar un disco que marque distancia con sus predecesores se hace evidente. "Memory serves" funciona como una verdadera oleada de sonidos que terminan envolviéndote por completo. La banda se muestra absolutamente inspirada y el trabajo es realmente notable.

Acá el tema que abre el disco: "Sucess". Una de mis favoritas.

La densidad del álbum disminuye un tanto cuando aparece "Summer well", una canción más tradicional dentro de lo que es el catálogo de la agrupación y que gracias a su estructura clásica y un sonido más cercano al rock de garage cuesta mucho menos digerir que las anteriores. Sin embargo con "Lights" se retoma la generación de ambientes crecientes y envolventes. Nos encontramos frente a un tema que entra de a poco y que termina explotando luego de los cuatro minutos. "Lights" fue primer single del disco lo cual demuestra la clara declaración de intenciones por parte de Interpol . ¿Arriesgado? ¡Claro que si!. Y que gusto el que aún existan bandas así. Que no juegan todo a la segura y confían en su talento.

Primer single del disco: "Lights"

Se cierra la primera parte del disco con el golpeteo punzante de la rockera "Barricade", esta junto a la ya mencionada "Summer well" vienen a representar la parte más audible del álbum. Refiriéndome a que son canciones más tradicionales , fáciles de reconocer y recordar. Podríamos decir que que esta primera parte de "Interpol" se caracterizó por la exploración de sonidos y atmósferas. Lo interesante es que la banda sale completamente ilesa del experimento hasta ahora.

Segundo single del disco: "Barricade". La más rockera del álbum

Pero lamentablemente el final de "Barricade" marca un antes y un después en el trabajo. Y he acá el gran problema del disco: la segunda mitad del álbum no funciona tan bien como la primera. El disco cae en un pozo por momentos y baja demasiado el nivel para el final. Si bien "Always Malaise" y "Try it on" aportan al sonido del álbum, canciones como "Safe without", "All of the ways" y "The undoing" (con unas extrañas lineas en español entremedio) se hacen tediosas y eternas. Incluso molestas. Se les va la mano con la exploración y realmente le bajan el nivel a algo que venía muy pero muy bien. Una lástima.

Ese confuso final le resta puntos al disco, eso está claro. Sin embargo, de los 45 minutos de duración del álbum al menos 30 son realmente grandiosos. Un sonido fresco e innovador dentro de la carrera de Interpol, un juego de ambientes logrado en base a excelentes juegos de guitarras y teclados . Vocalmente además el disco anda muy pero muy bien.

No es un disco fácil y la crítica fue un tanto dura con la banda tras la edición del álbum. Las críticas me parecen injustas. En lo personal me sigue pareciendo uno de los mejores discos del año. Digan lo que digan los "expertos".

Calificación: (3.5 /5 . Muy buen disco)

Puedes descargarlo ACÁ